CTA Argentina:

Como si se tratara de una reedición del histórico Éxodo, pero al revés, las organizaciones populares jujeñas hoy se volcaron a las calles de la “Tacita de Plata” para repudiar la violencia del Carcelero Morales. Ayer, las imágenes provenientes de Campo Verde rememoraron a las que Serguei Eisenstein filmara para que nadie olvidase jamás las cargas salvajes de los cosacos contra los trabajadores rusos. Brutales, estos otros jinetes, los policiales jujeños, pertrechados como si enfrente tuvieran a la caballería de los godos que Belgrano supo derrotar en Tucumán y Salta, se lanzaron contra mujeres, niñas y pibes indefensos que, en su desesperación por huir, tropezaban, caían y quedaban a merced de las patas de los caballos lanzados al galope. Hoy, en cambio, las sólidas columnas de las organizaciones sindicales y sociales que marcharon por el centro de San Salvador, pusieron de relieve que el sordo clamor que durante los últimos años Gerardo Morales ha intentado acallar con cárcel y palos, se ha convertido en una creciente condena popular. Es evidente, salvo, claro está, para los grandes medios cómplices, que una porción cada más creciente de la sociedad jujeña recupera su identidad indómita y, al hacerlo, supera el estado de terror…

Para leer el artículo complet, haga click aquí: – Jujuy: el pueblo movilizado contra Bolsonaro Morales (CTA Argentina)