Resistiendo la desindustrialización

CTA Argentina:

La inteligencia colectiva heredada de uno de los sindicatos más combativos de la década de 1970, El Soepu (Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos) de San Lorenzo, desplegó, durante la conciliación obligatoria impuesta por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe, una fuerte acción política para revertir la decisión de Dow Chemical de cerrar su planta de poliuretano de Puerto San Martín y demoler sus instalaciones para evitar la competencia. Qué hacer con la conciliación obligatoria es un parte aguas en la opinión de los dirigentes sindicales. Los petroquimicos demuestran la gran utilidad que tiene cuando se elabora una estrategia adecuada para sumar apoyos a la causa. Carlos Alberto de Grandis (intendente de Puerto General San Martín); Carlos Alberto Marinucci (presidente del Concejo Deliberante); Leonardo Raymundo (intendente de San Lorenzo); Mariano Comineli (intendente de Fray Luis Beltrán); Adrián Maglia (intendente de Granadero Baigorria); Claudia Maceratesi (intendenta de Aldao); Ayelén Cogo (vicepresidenta de la comuna de Timbues); José Abraham (presidente comunal de Andino); Armando Traferri (senador provincial); Cesira Arcando (diputada provincial); Carlos del Frade (diputado provincial); Silvana Distéfano (diputada provincial); Julio Genesini (exministro de Trabajo); María de los Ángeles Sacnun (senadora nacional); Matilde Bruera (diputada provincial); representantes de la CGT San Lorenzo y dirigentes sindicales del sector industrial de todo el cordón. Las máximas autoridades políticas de la región sumaron su apoyo explícito para evitar el cierre de la fábrica. Afirman “su decisión irrevocable de defender las fuentes laborales que en forma directa e indirecta dependen de dicha firma, que alcanza aproximadamente a 500 familias de nuestra región. Este grupo empresario que ha obtenido y obtiene grandes volúmenes de ventas y ganancias a partir de su posición dominante en el mercado, resulta a su vez una industria estratégica a nivel nacional que alimenta tantas otras actividades dentro y fuera de la región”. Agregan que “no puede más que advertirse una nueva afrenta contra la matriz productiva provincial y nacional convirtiéndonos en rehenes de las importaciones de mercaderías, cuando nuestro país necesita como nunca sumar valor agregado a nuestros productos para cambiar la realidad que nos impone la actual coyuntura”. “Debemos hacer saber a todos los santafesinos y santafesinas que el sostenimiento de la actividad productiva de la planta Dow de Puerto General San Martín resulta totalmente factible desde todo punto de vista y no podemos permitir que el cambio que se pretende encubra un reemplazo de la…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Resistiendo la desindustrialización (CTA Argentina)

Etiquetas: