Federación Sindical Mundial:

El principal problema para el desarrollo de Cuba a lo largo de la historia ha sido la hostilidad de los EEUU, que no se resignan a que exista una revolución socialista en lo que consideran su patio trasero o zona de influencia. Para derrocar al gobierno de Cuba han utilizado el criminal bloqueo económico, comercial y financiero, la agresión directa y la subversión ideológica. La población cubana vive hoy una situación especialmente difícil por la combinación del bloqueo, la pandemia y medidas coercitivas unilaterales tomadas por el gobierno de EEUU para erosionar el apoyo del pueblo a la revolución. A esto se unen campañas de mentiras, de manipulaciones que intentan culpar al gobierno cubano de las dificultades economicas en tiempos de pandemia, y pretenden presentar a Cuba como un pais colapsado y en caos para provocar un estallido social y justificar una intervención externa. En este sentido, el país fue víctima de una operación político comunicacional organizada y financiada desde el territorio estadounidense en el verano, que fracasó ante el apoyo del pueblo a la revolución, y que pretendía mostrar en Cuba un inexistente estallido social. Hoy reina la paz y la tranquilidad y las instituciones están funcionando normalmente dentro del marco de las restricciones sanitarias debido a la pandemia. Sin embargo, los enemigos de la revolución pretenden nuevamente crear problemas convocando una llamada marcha pacífica para el próximo 15 de noviembre. La solicitud de esta marcha fue denegada el pasado 12 de octubre, por autoridades gubernamentales de ocho provincias, tras considerar ilícito el carácter de la pretendida manifestación. La Fiscalía General de la República de Cuba advirtió sobre las consecuencias legales de ejecutar la marcha, deja claro que, de incumplirse la decisión de las autoridades locales de gobierno, los ciudadanos incurrirían en los delitos de desobediencia, manifestaciones ilícitas, instigación a delinquir u otros previstos y sancionados en la legislación penal vigente. El proceder de la Fiscalía se sustenta en el Artículo 156 de la Constitución, que le atribuye a este órgano la misión, entre otras, de velar por el estricto cumplimiento de la Carta Magna, las leyes y demás disposiciones legales por los ciudadanos. Además, la Ley 83 faculta al fiscal a entrevistar, apercibir, tomar declaraciones y realizar cualquier otro tipo de diligencias que sean necesarias. También prevé como propósitos el de preservar los derechos e intereses de los órganos, instituciones y dependencias estatales; además, fomentar y contribuir al…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Importante actualización sobre Cuba y nuevas maniobras contra la revolución cubana (Federación Sindical Mundial)