Partido Comunista Ecuatoriano:

La relevancia que la discusión sobre el aborto tiene hoy, es innegable para la izquierda.   Frente a intenciones de cooptación del discurso por parte de una gran cantidad de ONG’s y agencias serviles al sistema capitalista, que buscan romper los tejidos sociales y vaciarlo de contenido; las mujeres comunistas reivindicamos el derecho a la libre elección sobre la interrupción del embarazo desde una mirada de clase social, porque concebimos que la cuestión de la reproducción no está deslindada del sistema de producción capitalista, y las mujeres como sujetas de apropiación del plusvalor que se genera a partir del trabajo reproductivo, que usa como instrumento nuestros cuerpos de las mujeres fundamentalmente pobres, en tanto reproductoras de fuerza de producción, aseguradoras de cambio generacional en la fuerza de trabajo, cuidadoras para los sectores vulnerables de la sociedad (ancianas/os, niños/as, personas con discapacidad), cuidadoras de los niños y niñas de otras mujeres de la clase burguesa. Pero, “no es la biología en sí misma la que establece las bases materiales de la opresión de las mujeres; sino en cambio, la dependencia del capital de los procesos biológicos específicos de las mujeres (embarazo, parto, lactancia) para asegurar la reproducción de la clase obrera” (Ferguson y McNally, 2013, p. 4).  Así, nuestra defensa por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, cuestiona el sistema de reproducción capitalista, y aporta hacia el desmontaje de una estructura ideológica burguesa sustentada en la familia tradicional como núcleo de asignación de roles, en donde las mujeres asumen el cuidado y trabajo doméstico casi en su totalidad, y conciben la maternidad como un rol natural y obligatorio de las mujeres; una estructura que además de injusta, resulta anacrónica, tomando en cuenta que las mujeres nos encontramos cada vez más insertas en el campo del trabajo asalariado, y por cuenta propia, siendo insostenible la doble y hasta triple carga frente a los cuidados. Defender la libre determinación frente a los cuerpos desde una mirada de clase, nos convoca también analizar otras lógicas ancestrales, y a la reproducción como forma de preservación cultural y defensa de sus territorios; siempre en la línea del respeto de los derechos humanos. Así, mientras, la plataforma de la interrupción del embarazo y despenalización del aborto como una opción, no obliga ni pretende obligar a nadie a tomar una decisión que tiene que ser propia y voluntaria, pero con las garantías necesarias para que sin duda,…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – La despenalización del aborto, una mirada desde la clase vs. la hipocresía del discurso burgués (Partido Comunista Ecuatoriano)