Federación Sindical Mundial:

No nos atrevemos a denominar como “traición” el acuerdo en materia de Reforma Laboral aprobado por el Gobierno y los agentes sociales. La traición se comete cuando el sujeto deliberadamente engaña a los que representa y a los que le han otorgado su confianza. Este no es nuestro caso, ni CC.OO ni UGT, podrían traicionarnos porque nunca le hemos dado el preciado valor de nuestra confianza. En cualquier caso, habrán de responder ante SU HISTORIA y ante aquellos y aquellas que se la han entregado. Lo peor, es que el sistema les da el “valor de representación” de todos los trabajadores y en ese sentido, claro que estamos ante la enésima traición a la clase trabajadora. En un comunicado anterior, hace ya meses, advertimos de que nunca derogarían la Reforma Laboral que, en cualquier caso, tratarían de darle un “barniz” a lo que ellos denominaban, en aquel momento, los “elementos más lesivos del RDL 3/2012”. Fue demasiada optimista nuestra reflexión, porque ni a eso han llegado, se han entregado a cambio de nada, el núcleo central de la Reforma; los despidos, los salarios de tramitación, la reducción de los días de indemnización, la simple minoración parcial de la cuenta de resultados, o la previsión de disminución de ingresos, el descuelgue de los convenios y un largo etc., permanecen inalterables. El 29 de marzo del 2012, el FSOC convocamos junto a la práctica mayoría de los sindicatos en Canarias una Huelga General contra la Reforma Laboral. Contra TODA la Reforma Laboral, una ley anti-obrera calificada, como un ataque sin precedentes, contra el derecho de los trabajadores/as que había que frenar. Considerábamos, que no se trataba de un cambio legislativo exclusivamente, sino que estábamos ante un cambio de paradigma en las relaciones laborales y que este ponía fin a derechos conquistados en decenios de lucha por el movimiento obrero y sindical. Pues bien, hoy nos encontramos con que CC.OO y UGT han aceptado el cambio de paradigma en las relaciones entre el capital y el trabajo, y se muestran como cómplices directos de la aplicación de las políticas neoliberales y del ataque frontal a la clase obrera. De histórico ha calificado el sindicalismo amarillo el acuerdo, en eso si podemos estar de acuerdo, puesto que, teniendo la conjunción del tiempo político y del tiempo histórico, es decir, la mayoría social y política suficiente, para derogar la Reforma Laboral el aquelarre socialdemócrata ha optado por…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Frente Sindical Obrero de Canarias (FSOC): No a la reforma laboral (Federación Sindical Mundial)