SUTEP:

Nuestros niños, niñas y adolescentes no pueden ver limitado su acceso a la educación. Garantizar la presencia de los estudiantes en todos los niveles educativos es imperativo. «La educación es un derecho básico que garantiza la cohesión social y la igualdad de oportunidades. Las  desigualdades que existen en nuestro país provocan que la enseñanza online no asegure estos objetivos. Volver a las aulas no debe ser una opción, es una obligación política», Joan Mena, presidente de la Comisión de Educación del Parlamento Español. Para que esta afirmación sea una realidad en nuestro país, es necesaria la voluntad política del Estado sus poderes y sectores y de todos los involucrados en el quehacer educativo. Indudablemente debe hacerse manifiesto que como profesor el presidente Castillo debería tomar, al menos, ocho decisiones políticas en beneficio de los niños, niñas y adolescentes: La infraestructura educativa es una de las principales limitaciones que tiene el sector en el país. Asegurar, vía monitoreo constante, actividad intersectorial, alianzas estratégicas, mantenimiento preventivo, que la infraestructura educativa tenga salubridad básica (agua, desagüe, electricidad, Internet). El distanciamiento educativo es clave. Así, reducir las ratios escolares (15 a 20 estudiantes como máximo por grupo-aula, según tamaño del aula) y 30 estudiantes por aula universitaria, conforme ahora, al igual que el SUTEP lo propone el ministro de Educación. Solo así, se puede desarrollar una educación verdaderamente inclusiva. Padres de familia deben matricular a sus hijos en instituciones educativas cercanas a su casa para que se puedan desplazar a pie. Aumentar proporcionalmente y estabilizar el número de profesores, así como de auxiliares de educación, personal de enfermería, administración, limpieza, entre otros; toda vez que más de 300 mil estudiantes han migrado de la escuela privada a la pública. Habilitar y crear espacios amplios, recuperando centros cerrados, reutilizando áreas municipales e instalaciones públicas, como parques, complejos, lozas, etc. Implementar de forma inmediata la conectividad de internet, como derecho humano y constitucional al servicio de la población. Lo más importante, cumplir con lo establecido en el artículo 16° de la Constitución Política, destinar el 6 % del PBI a la educación pública, para que las anteriores medidas sean posibles y hacederas. Soporte emocional para la comunidad educativa: alumnos, padres de familia, docentes y trabajadores no docentes. El SUTEP no ha cesado en su lucha por el 6 % del PBI para educación. La presencialidad en los colegios está siendo presentada como lugar de contención y…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – La presencialidad es la muestra del pleno derecho a la educación (SUTEP)