CTA Argentina:

El diputado nacional Hugo Yasky presentó en el Congreso un proyecto de ley para la ratificación del Convenio Nº 149 de la OIT sobre el personal de enfermería, que reconoce su aporte en las tareas de cuidado y considera sus necesidades y derechos laborales. Lleva la firma de lxs diputadxs Pablo Carro, Walter Correa, Mónica Macha, Gabriela Cerruti, Rosana Bertone, Laura Russo, Itai Hagman y Juan Emilio Ameri. Adoptado por la 63ª Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo celebrada el 21 de junio de 1977, el convenio establece normas de trabajo decente, elevando el perfil profesional y el peso político del personal de enfermería, proporcionando incentivos a estos profesionales para que sigan desempeñando sus funciones. En el marco la pandemia por COVID-19, “es preciso que nuestro país otorgue un reconocimiento amplio y efectivo al personal de enfermería, ratificando este convenio que contempla una serie de disposiciones que permiten abordar muchos de los problemas con los que se enfrentan los enfermeros y enfermeras de nuestro país. Se trata, especialmente, de establecer normas de trabajo decente, elevando el perfil profesional y el peso político del personal de enfermería, proporcionando incentivos a estos profesionales para que sigan desempeñando sus funciones”, se lee en los fundamentos del proyecto de ley. Si bien el convenio internacional fue redactado hace más de cuarenta años, la OIT lo clasificó en el 2002 como uno de los instrumentos que no ha perdido actualidad y reafirmó su pertinencia respecto de la realidad social y económica de aquel momento. Todo ello, en armonía con el contenido de la Resolución WHA 54.12 adoptada en 2001 por la Asamblea Mundial de la Salud sobre el fortalecimiento de la enfermería y la partería. “En los tiempos que corren, más que nunca los gobiernos registran la gravedad provocada por la escasez de personal calificado y la utilización inadecuada del personal de enfermería existente, todo lo cual constituye un obstáculo para el desarrollo de servicios de salud eficaces. La gravedad de esta situación revitaliza la importancia de este convenio —cuyas bases luego fueron desarrolladas en la Recomendación Nro. 157 de la OIT—, estableciendo la obligatoriedad para los países que adhieran al mismo de elaborar e implementar políticas y acciones de planificación de servicios y de personal de enfermería, en el marco de una planificación general de servicios de salud. Y propiciando, especialmente, estrategias de democratización de las instituciones y de los servicios de salud,…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Yasky presentó proyecto de ley que valoriza al personal de enfermería (CTA Argentina)