Francia Márquez criticó el racismo que prevalece en la sociedad y en la política colombiana.Foto: @FranciaMarquezM

La candidata vicepresidencial Francia Márquez recordó la responsabilidad del Estado colombiano en la continuidad de la violencia.

Los candidatos a la Vicepresidencia de Colombia se encontraron el miércoles en un debate organizado por medios locales, en el cual conversaron sobre diversos temas como la lucha contra el racismo, el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y propuestas para salir de crisis económica.

Tomaron parte en el debate, Rodrigo Lara Sánchez, fórmula vicepresidencial de Fico Gutiérrez; Francia Márquez, quien va junto a Gustavo Petro; Luis Gilberto Murillo, compañero de Sergio Fajardo; José Luis Esparza, junto con Ingrid Betancourt; Marelen Castillo, fórmula de Rodolfo Hernández y Carlos Alberto Cuartas, candidato que acompaña a Enrique Gómez.

Márquez criticó el racismo aún prevaleciente en la sociedad y la política colombianas y, en ese sentido, valoró no solo su presencia como candidata, sino el número creciente de elegidos como diputados y senadores en las recientes elecciones legislativas.

Por ello, dijo, su candidatura representa a quienes llamaron «los nadie» de la política: las personas negras y de los pueblos indígenas.

Esparza y Murillo se enzarzaron en una discusión sobre el origen histórico del racismo en Colombia, lo cual fue aprovechado por Márquez para recordar las deudas que, en esta dirección, tiene el Estado colombiano con las personas afrodescendientes y, en particular, con las mujeres.

Asimismo, Márquez insistió en la necesidad de la paz y dijo que como víctima del conflicto, su fórmula sigue apostando a la paz, lo que implica aplicar el acuerdo ya firmado y restaurar las negociaciones con grupos armados.

Denunció que en el Cauca no para la violencia y que, en lo que va de año se han producido más de 20 masacres en todo el territorio colombiano.

 Por otra parte, dijo que la llamada política de «seguridad democrática» del presidente Iván Duque ha fracasado, demostrado en las masacres, asesinatos de líderes sociales e indígenas y los atentados ocurridos en las grandes ciudades, incluida Bogotá.

Al ser preguntados sobre la posible desaparición de cuestionado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), excepto Márquez y Murillo, quienes sí se mostraron favorables a ello; los demás candidatos lo rechazan de plano.

Al respecto, Márquez dijo que el Esmad es una institución violadora de los derechos humanos.

Fuente : TeleSur
 

Fuente: Partido Comunista Colombiano