Por: Boris Cabrera

Por supuesto. Ella es la inconfundible Francia Márquez.

El país, la inmensa mayoría, no la conocía hace un año. En ese corto tiempo ha logrado llegar, al lugar en el cual no hay mujer de la que se hable más y mejor. Auténtica, fuerte, convencida. Abre un nuevo espacio para la lucha de ese 52% de nuestro país que son nuestras mujeres; madres, esposas y compañeras. Nuestras hermanas, abuelas y ancianas llenas de sabiduría. Francia tiene mucho mundo para ser tan joven, y nos enseña a ver también otro mundo, su mundo, el de las negras, indias, de las excluidas.

De esas mujeres que en el Pacífico y la costa Norte colombiana gozan de todo el respeto y acatamiento de los hombres.

En esta entrevista con Vicky Dávila nos revela aspectos de su vida, de su carácter, de su fortaleza y la profundidad de sus convicciones. Es una mujer preparada por la vida, más que por propia condición de Abogada, activista del medio ambiente, Cómo luchadora contra el extractivismo, y como «primera línea». Cómo se contactó con los jóvenes, los excluidos con «Los Sin futuro» de este país en las jornadas del año pasado y que ahora alientan sueños y esperanzas. Francia, y por supuesto Gustavo Petro, más que apuntarle a la vieja política, a las viejas costumbres y mañas le apuestan al 50% de la gente que no vota.  Vota en blanco o está indecisa. Ellos son la mitad del «botín electoral».

Francia se paró duro, contraria a las componendas, acude a intelectuales, estudiantes, gente joven a
gente que lo está demostrando, tendría con ella con Gustavo Petro y el Pacto Histórico un futuro que ganar. Escuchemos la entrevista, estemos pendientes de sus planteamientos, y por encima de todo inscribamos las células y salgamos todos a conquistar 1-3 -10 votos en nuestro entorno, en nuestras familias, en nuestras amistades. Podemos hacerlo y lo vamos a hacer; con Francia Márquez y Gustavo Petro.

Fuente: Partido Comunista Colombiano