Yuri Sirleny Quintero, Coordinadora de la Red de DDHH del Putumayo, Piamonte Cauca y Cofanía Jardines de Sucumbíos Ipiales Nariño, Colombia.

En Colombia este año 2022 van asesinados 50 líderes sociales, cometidas 31 masacres, 13 excombatientes firmantes de la paz asesinados,  los «falsos positivos » cometidos por la Fuerza Pública siguen, el último el amanecer del domingo 27 y lunes 28 de marzo ocurrido en la vereda el Remanso, municipio de Puerto Leguízamo en el departamento del Putumayo zona indígena en el sur de Colombia; donde el ejército colombiano es acusado de llegar disparando indiscriminadamente  contra la comunidad que realizaba un bazar, y en plena fiesta son asesinados 11 personas, todos civiles, entre ellos niños y mujeres.

Indican que el Ejército llegó a la vereda donde se encontraban unos habitantes de la zona realizando un bazar en una caseta comunal, adyacente a una cancha de fútbol de uso de los vecinos. Que dicha actividad era para recolectar fondos para atender necesidades de la misma vereda, denuncian habitantes, familiares y amigos de las víctimas, la gente tiene miedo de hablar por temor a represalias de parte del mismo ejército.

Así mismo indicaron que dentro de las personas asesinadas se encuentra la autoridad indígena y gobernador del Pueblo Kitcwhwa, Pablo Panduro Coquinche.

Este nuevo falso positivo se suma los 6.402 ocurridos en meses y años anteriores y ejecutados por la fuerza pública colombiana.

Pocos los condenados y miles las víctimas que deja el ya largo camino de la guerra, violencia y conflicto armado en este país suramericano.

 Informa Eliécer Jiménez Julio

Fuente: Partido Comunista Colombiano