El Gobierno Nacional aprobó en La Guajira un proyecto que dinamitará un cauce natural para expandir la explotación de carbón, según denunció Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

El colectivo explicó que la decisión del gobierno burla La sentencia de la Corte Constitucional SU 698 de 2017, en la que se exigía devolver al arroyo su cauce natural, además asegura que no contaron con la participación de las comunidades Wayuu de Paradero y La Gran Parada.

“Esta decisión está contenida en un estudio con insuficiencias técnicas y científicas, amañado, sin rigurosidad y con información predominante de la sociedad extranjera Carbones del Cerrejón, el cual no ha contado con la participación efectiva de las comunidades accionantes Wayuu de Paradero y La Gran Parada, ni ha sido validado con los intervinientes técnicos, ni ha contado con la supervisión judicial.” señala el colectivo

Según la denuncia del colectivo, la empresa Carbones del Cerrejón– por medio de una Mesa Técnica Interinstitucional concluyó que el arroyo permanecerá desviado en el canal artificial. De esta manera, se da paso a que se ejecute el plan de la compañía transnacional de dinamitar el ecosistema de un tramo del cauce natural del arroyo para expandir la explotación de carbón.

“En toda esta lucha, se han presentado reiteradas amenazas, intimidaciones, hostigamientos y estigmatizaciones a los liderazgos que defienden el arroyo Bruno. A la par, la empresa ha generado la división, ruptura y conflictos entre comunidades con ofrecimientos de pagos y arreglos”, agregan a la denuncia.

Fuente La Regional

Fuente: Partido Comunista Colombiano