Juan Manuel Corzo Román

El exalcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez, vinculó al exsenador Corzo por apoyos del paramilitarismo a sus campañas entre 2002 y 2007

A la Sección de Apelación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el exalcalde de Cúcuta Ramiro Suárez Corzo, envió un documento de 22 páginas en donde acusó al actual embajador de Colombia en Cuba y exsenador por Norte de Santander, Juan Manuel Corzo Román, de haber tenido nexos con grupos paramilitares entre 2002 y 2007.

La carta enviada a la sección de la entidad de paz, es la última oportunidad de Suárez Corzo, para ser aceptado en la justicia transicional. Es de anotar que el pasado 3 de marzo de 2021, la Sala de Definición de la JEP, concluyó al estudiar su sometimiento que el plan de verdad no ha sido suficiente, razón por la cual resolvió revocar la admisión que le había dado inicialmente.

El exmandatario cucuteño se presentó ante la justicia de paz en condición de tercero civil, en relación con hechos ocurridos durante la campaña electoral a la alcaldía de Cúcuta en 2003, en la cual habría tenido ayuda de grupos paramilitares. Según El Espectador, Suárez Corzo, “ofreció información relevante sobre los nexos del exsenador por Norte de Santander y actual embajador de Colombia en Cuba, Juan Manuel Corzo Román”.

“El señor Ramiro Suárez Corzo afirma que puede contarle a la JEP cómo el señor Corzo Román ejerció presión ilegal en por lo menos 200 líderes barriales de Cúcuta, para que votaran por el candidato Luis Miguel Morelli Navia, todo ello con orden y por iniciativa de los paramilitares. Esto se corrobora con las declaraciones de alias ‘El Iguano’, quien confirma que el señor Corzo Román le solicitó ayuda política para su grupo”, se lee en el documento revelado por el medio de comunicación.

Precisamente, en 2012 la Procuraduría General de la Nación, archivó la investigación que cursaba en contra del senador conservador por sus supuestos vínculos con grupos paramilitares, al no encontrar pruebas documentales ni testimoniales suficientes sobre el caso.

Jorge Iván Laverde Zapata, alias “El Iguano”, le había dicho al Ministerio Público que Corzo le solicitó su ayuda con la finalidad de ganar elecciones municipales, departamentales y nacionales. Laverde Zapata habría sido miembro de la Autodefensas Unidas de Colombia del Bloque Catatumbo. Según el portal Verdad Abierta, ante la justicia ordinaria, “El Iguano”, habría confesado más de 3 mil delitos.

“La Procuraduría no recibió ni encontró ninguna prueba que evidenciara encuentros entre el expresidente del Congreso con el comandante paramilitar Jorge Iván Laverde Zapara, alias ‘El Iguano’. Por los mismos motivos se abstuvo la Corte Suprema de Justicia de continuar la investigación que se desarrollaba en contra del senador nortesantandereano por el mismo tema”, afirmó el Ministerio Público en un comunicado del 12 de febrero de 2012.

Según lo expresado por el exalcalde en su carta a la JEP, le reunión con los 200 líderes comunitarios se dio en el Hotel Casino Internacional de Cúcuta. En esta, Corzo Román, les pidió votar por el expresidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Luis Miguel Morelli Navia, a la Gobernación de Norte de Santander. En el documento que también fue conocido por La W, Suárez Corzo expresó que más de 100 líderes presentes pueden dar fe de esa situación.

Por su parte, el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, tiene en su registro a más de 133 congresistas y ex congresistas implicados con el paramilitarismo dentro del fenómeno conocido como la parapolítica que se inició en septiembre de 2007. Entre ellos se encuentra el actual embajador del Gobierno de Iván Duque en Cuba.

Fuente: Infobae

Fuente: Partido Comunista Colombiano