La FLIP rechaza el seguimiento del que fue víctima la periodista Cecilia Orozco, por parte de un carro fúnebre en Bogotá. Esto es una forma de intimidación hacia ella y al resto de su equipo periodístico en Noticias Uno. La FLIP le solicita a la Fiscalía que realice una investigación diligente sobre lo sucedido para dar con los responsables y los motivos de estos hechos.

Según lo revelado por Noticias Uno, durante el último puente festivo de marzo el esquema de seguridad en el que se transportaba su directora, Cecilia Orozco, fue seguido por un carro fúnebre por más de cuatro kilómetros. En ese momento, se alertó a la Policía, que detuvo el vehículo e interrogó a su conductor, quien afirmó que estaba haciendo un servicio en el que debía recoger un cadáver y un compañero le había dicho que siguiera el esquema. Además, en la investigación que el medio ha hecho no se ha podido encontrar ningún vínculo laboral del conductor con las dos empresas a las que este dijo pertenecer.

Esta intimidación es aún más grave si se tienen en cuenta las agresiones de las que han sido víctimas tanto Noticias Uno, como su directora, Cecilia Orozco. La más reciente sucedió en diciembre del 2021, cuando la Fiscalía ordenó una inspección a los archivos del medio. Aunque finalmente la inspección no sucedió, ese tipo de acciones por parte de una entidad estatal no contribuyen a un clima óptimo para la libertad de prensa y sí ponen en riesgo a las fuentes y periodistas del medio.

La FLIP también conoció que durante el 2021 Orozco se enfrentó a cuatro procesos legales diferentes, que pretendían silenciar las opiniones que daba; algunos de estos procesos fueron accionados por el exfiscal general Néstor Humberto Martínez y, el abogado, Abelardo De La Espriella. Este acoso judicial ha tenido impactos económicos, laborales y personales en la periodista.

Para la FLIP es preocupante la situación a la que se enfrenta Orozco, pues manda un mensaje intimidatorio al resto de la prensa que cubre fuentes similares a las de Noticias Uno. De esta forma se afecta el derecho a informar y recibir información, toda vez que se limita la deliberación sobre temas que son de importancia para la ciudadanía.

Por todo esto, la FLIP le solicita a la Unidad Nacional de Protección que tenga en cuenta estos nuevos hechos como parte de la reevaluación del riesgo de la periodista con el fin de implementar las medidas necesarias para garantizar su seguridad. También pedimos a la Fiscalía que investigue este seguimiento y lleve a la justicia a quienes están detrás de las intimidaciones.

Fuente: La FLIP

Fuente: Partido Comunista Colombiano