Bogotá.- La Misión de Verificación de la ONU en Colombia instó  a las autoridades competentes a avanzar en la investigación y esclarecimiento de los hechos ocurridos en Puerto Leguízamo, Putumayo, el pasado 28 de marzo.

De acuerdo con testimonios, 11 personas murieron asesinadas por soldados del ejército y presentados como disidentes de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (lo que llaman aquí falsos-positivos), según diversas fuentes.

«Como recientemente exhortó el Jefe de Misión @CGRuizMassieu ante Consejo de Seguridad de la ONU, debido a la gravedad de los hechos es fundamental que los órganos competentes avancen en investigación y esclarecimiento. También es importante la atención de familiares y heridos», enfatizó la Misión de la ONU por medio de Twitter.

Detalló que el pasado sábado el equipo de la ONU viajó al lugar de los hechos lo que les permitió profundizar la verificación después de visitas al municipio y escuchar a líderes.

También hablaron con la nueva gobernadora indígena, tras el asesinato del gobernador Panduro Coquinche del pueblo Kichwa, y presenciaron la elección de la nueva Junta de Acción Comunal, agregó.

Subrayó que en la visita identificó necesidades más apremiantes de la comunidad por lo cual reiteraron la importancia de fortalecer presencia integral del Estado en zonas históricas de conflicto para asegurar vigencia del estado de derecho y satisfacción de necesidades sociales.

Esto requiere implementación integral del Acuerdo, incluyendo el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos, añadió.

Fuente: Prensa Latina

Fuente: Partido Comunista Colombiano