Los delegados del 18º Congreso Sindical Mundial visitaron y rindieron homenaje al monumento conmemorativo de la “Masacre de Fosse Ardeatine”, conmemorando a los 335 civiles y presos políticos que fueron ejecutados por las tropas nazis durante la Segunda Guerra Mundial el 24 de marzo de 1944 en Roma.

Después de conmemorar a los que dieron su vida defendiendo a la clase obrera y sus intereses, el 18º congreso continuó con su segundo día de trabajos con las intervenciones de sindicatos procedentes de todos los continentes y sectores.

Fuente: Federación Sindical Mundial