26 | 08 | 2019

Peligra el mundo, con la decisión de Trump de sacar a los EE.UU del pacto que limita los misiles de corto y mediano alcance, posibles portadores del arma nuclear, llevando al planeta a nueva carrera armentista con China y Rusia; desconociendo todo tipo de acuerdos bilaterales y multilaterales en materia económica, política, ambiental y militar.

EE.UU, cada vez más arrinconado en el Medio y lejano Oriente; se aferra a sus dos fieles y sanguinarios aliados; Arabia Saudita responsable del asesinato de KASHOGGI, y el fascista régimen sionista de Israel; se dirige con todo su poder a la reconquista de América, su “patio trasero”. Así lo muestra John Bolton en su viaje a Moscú, donde demanda de Rusia y China, nuevo aislamiento y bloqueo a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Nada dice de tragedias humanitarias de Centroamérica, y menos del galopante fascismo que amenaza a Brasil y el sur del continente. Colombia juega como fiel sirviente a órdenes del imperio, particularmente contra la Bolivariana Venezuela, apoyando atentados y ofreciéndose como cabeza de agresión directa. Declaraciones que ahora matiza el Presidente Duque.

Por otra parte; se deteriora aceleradamente la situación en nuestro país. Con una descarada ofensiva contra los saldos del acuerdo de paz. Se mantiene la política del asesinato selectivo de líderes populares, sindicales, defensores de DDHH y comunidades indígenas y afrodescendientes.

Se agrava la situación económica. No se avanza en conquistas sociales; por el contrario, hay una ofensiva por liquidar las pocas que se conservaban. Se deteriora el ingreso y hay amenazas de no incrementar el salario mínimo, proyectando su regionalización con el objetivo de disminuirlo.

Sigue amenaza de reformas tributaria y pensional expropiatorias. El deterioro de salud y educación, particularmente notoria en la pública. La gente protesta y la respuesta es la represión y amenaza de normas que pretenden liquidar el derecho a la protesta social.

Frente a este panorama, comienza a generalizarse la inconformidad rural y urbana. Ante la ausencia del movimiento de los trabajadores encabezando la lucha; asume las banderas el fogoso movimiento estudiantil, ante el letargo sin esperanza, de centrales sindicales tradicionales, como la CGT, CTC y CUT.

Esta última acaba de concluir un fraudulento proceso de elección de su dirección ejecutiva, que, por el contrario de renovarse, profundiza sus prácticas mañosas; al paso que mantiene todo tipo de conciliadores y patronales al frente de la central así se declaren en cada oportunidad genuinos representantes de los trabajadores.

Ante este oscuro panorama corresponde a los sectores sindicales verdaderamente clasistas, como la FEDERACION SINDICAL MUNDIAL- FSM, Salir a la lucha, la protesta y la confrontación directa a esa política estatal y patronal; a levantar liderazgo y alternativas al estado de postración del movimiento sindical; levantando la unidad de acción con los sectores del sindicalismo que salgan a la pelea y no se limitan a las simples declaraciones desde espacios burocráticos; rompiendo con la conciliación del propuesto DIALOGO SOCIAL, para HACER MAS AMABLE LA EXPLOTACION, y encabezando la protesta de trabajadores, empleados y explotados del campo y la ciudad colombianos.

Con tal objetivo proponemos con espíritu unitario, pero también independiente y autónomo de los sectores conciliadores, un amplio movimiento de trabajadores y sectores sociales del campo y la ciudad para enfrentar el régimen, particularmente en este final de año que se anuncia con graves nubarrones, que tendremos que salir a enfrentar, en la perspectiva de un poderoso Paro Obrero y Cívico Nacional.

FEDERACION SINDICAL MUNDIAL

F.S.M. COORDINACION COLOMBIA

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.