Imprimir
Categoría: USA

A cinco días de las elecciones de medio término en Estados Unidos, el gobierno del presidente Donald Trump, cargó ayer contra Venezuela, Cuba y Nicaragua. El mandatario firmó ayer una orden ejecutiva que impone sanciones a quienes comercialicen con el oro venezolano. El asesor Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, por su parte, pronunció en Miami un duro discurso contra los tres países, a los que bautizó como la troika de la tiranía.

La orden ejecutiva prohíbe a todo ciudadano estadounidense comerciar con oro exportado de Venezuela, si bien el Departamento del Tesoro aseguró que no actuará contra quienes operan, según su perspectiva, legítimamente en el sector. El decreto acusa al presidente Nicolás Maduro de estar saqueando las riquezas de su país, según se afirma, con propósitos corruptos. Esta medida se trata de un nuevo paso de la administración del magnate neoyorquino contra el gobierno de Maduro, al que ya había impuesto previamente tres rondas de sanciones financieras: ha sancionado a más de 50 personas, incluido el propio presidente venezolano. Trump aumenta así la presión sobre su par caribeño pocos días antes de las elecciones legislativas que se celebrarán el 6 de noviembre.   

“Estados Unidos va a tomar acciones directas contra estos tres regímenes para defender el imperio de la ley, la libertad y la decencia humana en nuestra región”, proclamó Bolton desde Florida. “No es tiempo de retroceder sino de incrementar la presión”, aseguró el asesor. El sureño estado de Florida, y especialmente la ciudad de Miami, tiene una importante población de exiliados cubanos y venezolanos, muchos con nacionalidad estadounidense, a quienes se les permite votar el próximo martes. 

Bolton anunció en su discurso nuevas medidas concretas contra Cuba y Venezuela. Sin embargo, respecto a Nicaragua solo lanzó una amenaza. El asesor señaló que si no hay elecciones libres y anticipadas y se restablece la democracia, el gobierno de Daniel Ortega va a sentir todo el peso de las sanciones estadounidenses.

En el caso de Cuba, anunció que más de una docena de entidades de propiedad o controladas por militares, fuerzas de seguridad o la inteligencia van a sumarse a una lista de entidades con las que los estadounidenses no pueden hacer negocios. Bolton también indicó que Trump estaba decidido a cumplir con los compromisos que adquirió con la comunidad cubano-estadounidense en 2017 para revertir lo que calificó como la política equivocada de su antecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, respecto a Cuba. “Nadie de la administración Trump saldrá nunca en una imagen con el rostro del ‘Che’ Guevara como sí lo hizo Obama”, dijo en referencia a su histórica visita a la isla. “Sólo nos vincularemos a un Gobierno cubano que esté dispuesto a acometer reformas necesarias, un gobierno que respete los intereses del pueblo cubano”, subrayó el asesor en su discurso.

Fuente:

Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.