Imprimir
Categoría: Europa

izquierda unidaLa portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo y responsable de Internacional, Marina Albiol, ha afirmado este viernes que el apoyo de los británicos a la salida de Reino Unido de la Unión Europea es “fruto de las políticas económicas austericidas impuestas desde Bruselas y Berlín”, y ha llamado “a construir un nuevo modelo de integración que ponga a las clases populares en el centro de las decisiones”.

Esto, ha dicho, “es primordial para acabar con la máquina de generar pobreza en la que se ha convertido la UE”, pero también “para pararle los pies a la extrema derecha que se está haciendo fuerte a expensas de una UE antidemocrática y sin expectativas de futuro para la mayoría”. “Es el fracaso de la UE de Merkel, Rajoy, Cameron, Hollande y Juncker lo que alimenta a la extrema derecha”, ha avisado.

“No tenemos ninguna duda de que uno de los componentes que han motivado el Brexit es el modelo neoliberal de la UE. Ahora bien, la solución no pasa por salidas aisladas en clave nacionalista, que alimentan la xenofobia”, ha dicho. Para Albiol, la salida de Reino Unido, “no es una buena noticia, porque se trata de una salida que no cuestiona el modelo económico en su conjunto y que que viene impulsada por posiciones de derechas”.

En contraposición, ha añadido, nosotros queremos demostrar a los centros del poder económico europeo “que hay alternativa”. Y esa alternativa debe “cuestionar toda la arquitectura de la UE y tener como pilares fundamentales la democracia y la justicia social”. “La economía debe ponerse al servicio de las clases populares”, ha afirmado.

La eurodiputada ha puesto como ejemplo el ascenso del UKIP en Reino Unido o del Frente Nacional en Francia. “Son dos monstruos que se han alimentado gracias a las imposiciones económicas de una élite europea que sólo ha pensado en sus beneficios”, ha dicho, al tiempo que ha culpado a los mandatarios socialdemócratas, liberales y conservadores de la UE de “haber adaptado sus discursos, sus programas y sus políticas a formaciones racistas, xenófobas y nacionalistas, para no perder cuota electoral en lugar de hacerles frente de verdad”.

“Replantear todo el modelo de la UE es la única salida para acabar con la amenaza del fascismo que cada día está más presente”, ha dicho. “Debemos poner fin a la UE de las reformas laborales, de la pobreza energética, de los desahucios, a la Europa fortaleza insolidaria y cruel, a la UE exportadora de guerras y pobreza para combatir su discurso y su amenaza. Es una cuestión de derechos humanos”, ha añadido.

Por último, se ha referido a las elecciones del próximo domingo. “En el Estado español el PP y el PSOE aprovecharán para apelar a la estabilidad y volverán a tirar del discurso del miedo contra la coalición Unidos Podemos”. En realidad, “los únicos que tenemos una alternativa fiable, los únicos que no nos vamos a plegar a los poderes económicos, somos nosotros. Vamos a trabajar por tejer alianzas con los trabajadores y trabajadoras de toda Europa para construir una Europa al servicio de las necesidades de la mayoría social”

“El Brexit demuestra que la estabilidad es imposible con sus políticas. La estabilidad no debe centrarse en las cifras macroeconómicas, no es la estabilidad de los mercados lo que debe primar, la estabilidad sólo se consigue a través de la justicia social, no gobernando a golpe de prima de riesgo”, ha sentenciado.

Fuente: IU Europa / RedGlobe

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.