26 | 06 | 2019

Aleka PaparigaLos resultados de las elecciones del 17 de junio en Grecia son los siguientes: Partido Comunista de Grecia 4,5%, Nueva Democracia-ND (Partido liberal) 29,6%, SYRIZA (alianza de fuerzas oportunistas y fuerzas del PASOK) 26,9%, PASOK (socialdemócratas) 12,3%, Griegos Independientes (escisión de la ND) 7,55 %, Amanecer Dorado (partido racista nacionalista) 6,9% e Izquierda Democrática (escisión de SYRIZA y fusión con algunas fuerzas del PASOK) 6,3%, LAOS (antigua escisión de la ND, partido nacionalista) 1,6%. En base a estos resultados el KKE ha ganado 12 escaños.

Después del anuncio de los resultados la Secretaria General del CC del KKE hizo la siguiente declaración:

»El resultado de las elecciones es negativo para el pueblo que ha sufrido mucho por la crisis económica y las medidas que se han adoptado, los memorandos, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación.

El pueblo tendrá que enfrentarse a problemas y acontecimientos graves, y cualquier gobierno que se forma no responderá a sus expectativas; todo lo contrario.

Nuestra evaluación sobre el carácter negativo del resultado de las elecciones se basa en los siguientes elementos:

Primero: el aumento de la ND, que es un partido conocido, antiobrero y antipopular que no cambia. Lo peor no ha pasado como ha sostenido el señor Samaras al pueblo; lo peor está por venir. El gobierno que, al parecer, se formará teniendo la ND en su núcleo, no va a resolver ninguno de los problemas populares; al contrario los complicará.

Segundo elemento: el aumento de SYRIZA en la segunda batalla electoral, en comparación con el aumento significativo que tuvo en las elecciones del mayo. Esta vez, SYRIZA ha recibido un gran número de votos y un porcentaje alto pero ha suavizado mucho sus consignas en relación con el memorándum, el contrato de préstamo, las leyes de aplicación, con su posición muy clara de que su política como gobierno estará en el marco de la “vía de sentido único de la UE”. Ha asegurado a la clase dominante y a las potencias extranjeras que Grecia se mantendrá en el euro a toda costa. En este sentido, consideramos que su apoyo es un elemento negativo, dado que ha cambiado sus posiciones, independientemente de si creíamos que no iba a poner en práctica lo que sostenía el 6 de mayo.

Tercer elemento negativo: las grandes pérdidas que ha tenido, sin dudas, el KKE serán de mayor importancia en cuanto a la disposición del pueblo a intervenir en la luz de la agudización de los problemas que se deben a la crisis en Grecia y sobre todo a la profundización de la crisis en la zona euro.

Se ha confirmado lo que habíamos dicho desde el 7 de mayo que la batalla electoral sería la más difícil, la batalla electoral más compleja de los últimos 40 años para el KKE. Sabíamos lo inmensos obstáculos que el partido tendría que confrontar, mucho más grandes en comparación con los que hemos pasado hasta el 6 de mayo es decir los dilemas de los nuevos dos polos, de la ND y de SYRIZA. Ambos han luchado por el resultado electoral, uno utilizando la intimidación y el otro a través de las ilusiones. Por supuesto, para que la evaluación sea exhaustiva y más esencial, el resultado electoral será evaluado por el partido, la KNE, los amigos y simpatizantes del partido igual que se hace en todas las batallas electorales.

Cuarto elemento negativo: los votos y el porcentaje del “Amanecer Dorado”. A pesar de que después del 6 de mayo ha habido más pruebas en cuanto a su naturaleza fascista y provocadora.

El KKE prefiere decir al pueblo la verdad sobre el carácter de la crisis y posibles acontecimientos que están conectados con los desarrollos negativos en la zona euro, en relación con el carácter de la Unión Europea, la necesidad de la cancelación unilateral de la deuda, la necesidad de retirada de la UE, de la lucha por el poder obrero y popular. Hemos dicho estas cosas muy conscientemente.

La participación del KKE en un gobierno para gestionar la crisis en una fase tan crucial, cuando lo que se necesita es una línea de ruptura y contraataque, llevaría tarde o temprano a una gran derrota para el movimiento, ya que la participación del KKE en un gobierno poco confiable, con dos caras, una para asuntos internos y otra para las relaciones exteriores, podría ser utilizada como coartada para el compromiso del pueblo y la alineación de la línea política del gobierno con los intereses de los monopolios.

Saludamos a los miembros del partido y de la KNE, los amigos y los simpatizantes del partido que han dado esta dura batalla, a todos aquellos que han resistido la presión y han votado por el KKE. Afirmamos que el KKE permanecerá en pie a pesar de la reducción de sus escaños en el Parlamento, continuará su actividad intensa en el movimiento y defenderá y apoyará todos los puntos de partida de lucha y esperanza.

Lo cierto es que el pueblo recordará los asuntos que hemos planteado en las dos batallas electorales, las predicciones, las advertencias sobre los acontecimientos en la zona euro, en relación con la posibilidad de participación de Grecia en una guerra, especialmente después de las elecciones en los EE.UU. Además, consideramos que aquellos que no votaron por el partido aunque aprecian sus posiciones y su papel, se darán cuenta de las consecuencias de cara a la posibilidad de un gobierno antimemorando de coalición.

Les aseguramos que vamos a cumplir con todo lo que dijimos al pueblo antes de las elecciones. Vamos a estar en la primera línea, en cada lucha, vamos a apoyar toda iniciativa de lucha por los problemas graves que están en curso, vamos a preparar, en la medida en que depende de nosotros, al pueblo para confrontar las nuevas tormentas que vienen. Esperamos que el retroceso en la orientación radical que fue marcado sobre todo en la segunda batalla electoral no dure mucho tiempo, porque los acontecimientos negativos se desarrollarán muy rápidamente y objetivamente no habrá margen de tiempo.

El KKE considera que la base para el contraataque popular deben ser los centros de trabajo, los sectores y los barrios. Ante todo, lo que tiene la mayor importancia es el reagrupamiento del movimiento obrero y popular, la alianza social, la alianza sociopolítica que luchará por los problemas inmediatos y urgentes y reunirá fuerzas por el derrocamiento radical que se necesita.«

Fuente: Partido Comunista de Grecia / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.