23 | 04 | 2019

Concentración de los Colectivos de Jóvenes Comunistas en solidaridad con Diego Cañamero y con los jornaleros de Somonte, 2 de junio de 2012 en Illes BalearsDiego Cañamero es Secretario General del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y participó el martes pasado en la acción de su sindicato de expropiar a dos supermercados para dar los alimentos a los pobres. Con él habló Carmela Negrete para el diario alemán »junge Welt«



¿Cree que detrás de la orden de detención dictada contra los miembros del SAT que participaron en la expropiación de alimentos de primera necesidad en un supermercado hay una estrategia política más que judicial?


Sin ninguna duda. Criminalizándonos a nosotros pretenden amedrentar y escarmentar a la gente para que no se rebele. Si ésto se empezase a hacer de forma masiva en todas las provincias, en todos los supermercados, tendrían un problema de verdad y quieren frenarlo a tiempo. No es lógico que en Espana haya personas que no tengan para comer y por eso hemos llevado a cabo esta acción de protesta con la que queremos llamar la atención sobre este problema. La represión a nuestra protesta es también política. Están quitando lo mínimo para subsistir a los sectores más débiles de la sociedad, hay gente que está pasando hambre en este país, que es un país rico. Nosotros en el sindicato estamos acostumbrados a la represión y vamos a seguir luchando pase lo que pase. Quieren detener a los que hemos entrado en un supermercado a coger lentejas y no hay políticos corruptos, ni banqueros ni grandes empresarios especuladores que vayan a la cárcel. Es el bandolerismo al revés: robar al pobre para dárselo al rico.

¿Qué alternativas propone su sindicato?

Nosotros estamos proponiendo medidas de reactivación de la economía como la inversión de dinero público en préstamos a pequenos agricultores y a pequenas empresas. También exigimos que no echen a la gente de sus casas por no pagar la hipoteca si no tienen recursos. En Andalucía en concreto hay unas 20.000 hectáreas de tierra cultivable que son propiedad del Estado y que podrían dar trabajo a muchas familias. Lo importante es plantar cultivos de regadío que den trabajo al mayor número posible de personas. La tierra es un bien muy escaso y debe estar al servicio de las personas. No el título, la propiedad, sino el uso. Estamos cansados de que el plan para Andalucía sea el sol y playa. El clima andaluz es perfecto para plantar de todo. En muchas zonas tenemos incluso clima tropical. Es necesaria y urgente una reforma agraria que ponga las tierras públicas para cultivos sociales en manos de cooperativas de campesinos.

¿Cuál es el papel que han de jugar los estados sudeuropeos en ese cambio?

Italia, Portugal, Grecia y Espana son países que están pasando apuros económicos pero cuyas equipos de fútbol llegan a las finales con fichajes millonarios de futbolistas. Países con políticos corruptos y empresarios especuladores. Donde los gobiernos no representan a la gente que les vota. Nadie vota para que suban el IVA, para que le recorten derechos, para que le aumenten la edad de la jubilación. Ante estos ataques no cabe más que laa respuesta social contundente. Es necesario que el pueblo luche y que elija a una nueva clase política que entienda una democracia más igualitaria, que tengan conciencia ciudadana.

¿Cuál cree que es el papel que está jugando la Unión Europea en la crisis de la Eurozona?  Cómo cree que afecta la política que se hace en Bruselas a Espana?

Si dejas el cuidado del gallinero al zorro se comerá a las gallinas. Es lo que ocurre en Europa, donde la burguesía europea se sienta en el Parlamento y por supuesto hacen las leyes a la medida de sus necesidades burguesas. La Unión Europea está favoreciendo a los banqueros y a las grandes superficies como los supermercados en los que hemos expropiado alimentos de primera necesidad. En relación a Andalucía, donde vivimos sobre todo de la agricultura, las políticas europeas han sido hasta ahora catastróficas. La ley agraria europea contempla subvenciones únicamente por hectárea de cultivo, no por productividad o número de empleados en las plantaciones. Ello nos lleva a una concentración de la tierra orientada a hacer caja con las subvenciones europeas a costa del bien común que es la tierra.

¿Cuál es su mensaje para Alemania?

Desde Alemania en Espana recibimos únicamente exigencias y recomendaciones de planes de ajuste. Más que ahondar en esa política del sinsentido, deberían ayudar a construir una Europa abierta, solidaria. Vamos a compartir lo que hay en Europa. En estos momentos el paro es acuciante en Espana y en especial en Andalucía y no estaría mal que abrieran sus puertas a los trabajadores espanoles y ofrecieran una alternativa pasajera hasta que aquí se empiecen a solucionar los problemas. Ello podría aliviar el sufrimiento de muchas familias durante un tiempo.

La versión alemana de esta entrevista salió en el diario »junge Welt«: Haga click aquí


 

Real time web analytics, Heat map tracking

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.