16 | 06 | 2019

La Federación Sindical Mundial que representa a más de 95 millones de trabajadores en 130 países, une su voz a las voces de los trabajadores húngaros en su lucha contra la iniciativa legislativa, emitida por el govierno nacionalista de Orban que permite a los empleadores  a obligar a los trabajadores a trabajar más horas extras.

Los manifestantes merecidamente han nombrado esta ley “ley de esclavos”, ya que permite que los empleadores pidan 400 horas extras al año, lo cual añade dos horas extras al promedio de una jornada o el equivalente de una jornada más a la semana.

Llamamos a la clase obrera de Hungría a intensificar su lucha contra las medidas antilaborales del govierno, ordenadas por los capitalistas. La protección y expansión de los derechos de los trabajadores es un asunto que preocupa  la clase obrera y el movimiento sindical de clase internacional permanece firmemente al lado de los trabajadores húngaros.

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.