La Federación Sindical Mundial, que representa a 105 millones de trabajadores en todo el mundo, está del lado de los marineros en todo el mundo, cuyos problemas se exacerbaron durante la Epidemia de Covid-19.

Se estima que entre 200.000 y 300.000 marinos se quedan atrapados a bordo debido a las políticas gubernamentales que prohíben los cambios regulares de tripulación, e incluso aquellos con un contrato en vigor sienten la presión de la incapacidad de firmar y regresar a casa. Enfrentan grandes cargas de trabajo, temor por el virus y una aparente falta de precauciones contra Covid-19 a bordo de los barcos.

Incluso en países que están comenzando a abrir sus fronteras, existen enormes dificultades burocráticas con respecto a los cambios de la tripulación, ¡y las autoridades requieren que se envíen documentos y exámenes días antes de que un barco llegue a puerto! ¡Prácticamente, requieren un examen médico de los marineros mientras están en el mar!

La prohibición de los cambios regulares de la tripulación resulta en desempleo para aquellos que ahora están en tierra y riesgos adicionales para la salud física y mental de los que están a bordo.

La Federación Sindical Mundial exige que los armadores y los gobiernos a través de sus embajadas tomen todas las medidas necesarias para garantizar que los marineros regresen a sus países, con atención médica y sin ser tratados como portadores del virus.

Llamamos a las organizaciones internacionales a actuar en la práctica para resolver los problemas de los marineros.

El Secretariado

Fuente:

Federación Sindical Mundial