11 | 12 | 2019

Desde Arica hasta Punta Arenas, todo Chile movilizado este martes, sumándose así al llamado a huelga nacional convocado por la Mesa de Unidad Social en la que confluyen cerca de 200 organizaciones sindicales y sociales como la CUT Chile, Colegio de Profesores, Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Coordinadora NO+AFP, gremios de la Salud y de usuarios de la Salud; de la Educación; organizaciones de estudiantes secundarios, universitarios y académicos, feministas, pobladores, defensores del medio ambiente, recursos naturales y pueblos originarios.

En un balance preliminar de la jornada realizado por la Mesa de Unidad Social durante la tarde de este martes en la sede de la CUT, la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa, saludo la masiva convocatoria: “…en una primera valoración esta huelga general en el ámbito del sector público convocó al 90% de los trabajadores paralizados y en el caso del sector privado (…) podemos decir que sobre el 60%, 70%”, felicitando de esta forma: “…a todas las organizaciones y trabajadores y trabajadoras que entendieron con tanta potencia la necesidad de hacer esta acción unitaria desde el mundo sindical –público- privado del campo y la ciudad- para darle un ultimátum al Gobierno”.

En esa línea, reivindicó el derecho a huelga señalando que cuando los trabajadores llegan a hacer efectiva una huelga es porque sencillamente “…ya no hemos sido escuchado”, recordando que al Gobierno, parlamentarios y a los partidos políticos de Oposición, se les entregó el Pliego de los Trabajadores y Trabajadoras pero que: “…hasta el día de hoy no ha tenido respuesta alguna”.

Es por eso que enfatizó que: “…esta movilización de hoy que busca ser un ultimátum al Gobierno, es clara y precisa: Lo que han dicho los trabajadores y trabajadoras movilizados a nivel nacional, es que no queremos Congreso Constituyente y que nuestra apuesta es construir una nueva Constitución vía Asamblea Constituyente”.

Luis Mesina, vocero de la Coordinadora de Trabajadores y Trabajadoras NO + AFP, junto con celebrar la contundente respuesta de la clase trabajadora, afirmó que: “…Chile está conmocionado”, sin embargo, precisó, la respuesta del Gobierno es: “…la profundización de este sistema de mercado”, reiterando el llamado a aquellos parlamentarios: “…que están escuchando a nuestro pueblo, a que dejen de escuchar al Gobierno a que dejen de facilitarle las cosas a este Gobierno y escuchen, de una vez por todas, al pueblo”.

Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores, junto con mostrar cartuchos de balines disparados por Fuerzas Especiales de Carabineros en la Alameda ya al final de la marcha, aseguró que el 90% de los profesores del sector público adhirió al paro y cerca del 60% del sector privado. Valoró también la Mesa de Unidad Social, señalando que: “…esta es la unidad más grande en los últimos 30 años de democracia (…) esta es la unidad más grande que ha existido a nivel de gremios en todo este tiempo. Esto que se ha logrado es muy esperanzador”.

En todas las ciudades del país se realizaron masivas marchas en el contexto de esta gran Huelga Nacional como fue el caso de: Arica, Iquique, Antofagasta, Calama, Chañaral, Huasco, Copiapó, Coquimbo, La Serena, Ovalle, Illapel, La Ligua, San Felipe, Los Andes, Quillota, Valparaíso, Viña del Mar, Quintero, Con Con, San Antonio, Rancagua, Cauquenes, Talca, Curicó, Ñuble, Los Ángeles, Coronel, Malleco, Angol, Cautín Osorno, Valdivia, Llanquihue, Aysén, Coyhaique, Punta Arenas y Puerto Natales.

Solidaridad de sindicalistas latinoamericanos

La marcha en la capital se desplazó desde Plaza Italia (ahora rebautizada por el pueblo como Plaza de la Dignidad) ocupando ambas calzadas de las anchas alamedas hasta llegar al escenario central emplazado en el bandejón a la altura de Plaza Los Héroes. Ya finalizado el acto, antes de las 14:00 horas, Fuerzas Especiales (FFEE) de Carabineros reprimieron a los manifestantes que estaban congregado frente al Palacio de La Moneda, con uso excesivo de gases lacrimógenos y chorros de agua con químico e incluso con disparos de balines. De hecho, en la sede de la CUT, fueron atendidos dos heridos. Por varias horas, el perímetro que circunda la Casa de Gobierno estuvo sitiada por FFEE

También participaron dirigentes sindicales de América Latina, quienes acompañaron el recorrido de la marcha, solidarizando con los trabajadores y trabajadoras y con todo el pueblo de Chile. Así estuvieron presentes: Marcelo Abdala, secretario General del PIT-CNT de Uruguay; Ricardo Peidro, secretario General de la CTA Autónoma de Argentina, acompañado por los dirigentes Carlos Díaz, y Mariano Vásquez; Quintino Márques, secretario Internacional Adjunto de CUT Brasil; y Andrés Larigostia, Eduardo Pereyra y Gustavo Rolandi de la CTA de Trabajadores de Argentina.

Fuente :

CUT - Central Unitaria de Trabajadores de Chile

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.