11 | 12 | 2019

El Presidente de la República propuso al Congreso estudiar la factibilidad de una nueva Constitución. El haber cedido en esta exigencia nacional es un triunfo de la movilización popular, sin embargo, es una reacción tardía y es una propuesta que pretende escamotear la soberanía del pueblo al proponer que la nueva Constitución sea redactada por un Congreso Constituyente, es decir, la actual Cámara de Diputados y el actual Senado. Ello se contrapone al sentir mayoritario que exige que la nueva Constitución sea redactada por una Asamblea Constituyente cuyos integrantes sean electos por votación popular.

Lo que cabe hoy es convocar a plebiscito para que el pueblo decida sobre el mecanismo constituyente con preguntas claras e informadas. Sin nueva Constitución no vale la pena llamar a elecciones adelantadas del Congreso, porque tendría los mismos vicios procedimentales que el actual.

Es nuestro llamado hoy día a los partidos políticos y al Congreso a escuchar la exigencia ciudadana y de sus organismos sociales representativos de Asamblea Constituyente y actuar consecuentemente, para acordar, en el corto plazo, el plebiscito que consulte a la ciudadanía el mecanismo para una nueva Constitución.

Prolongar una determinación que ya está decidida por el pueblo sólo puede ser causa de mayores protestas y de un recrudecimiento de la represión. El Partido Comunista cree justo y necesario seguir contribuyendo y apoyando las manifestaciones, paros y protestas pacíficas en cuanto persista el gobierno en su posición obstruccionista del mandato ciudadano mayoritario.

Comité Central

Partido Comunista de Chile

11 de noviembre 2019

Fuente:

Partido Comunista de Chile

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.