“En Ecuador el COVID-19 se expande como fuego”. La Confederación Ecuatoriana de Organizadores Clasistas Unitaria de Trabajadores (CEDOCUT) ha utilizado esta expresión para describir la gravedad de la situación ante la pandemia por el COVID-19 en Ecuador.

Las cifras al 26 de mayo reflejan 37.656 contagiados y 3.221 personas fallecidas a nivel nacional por coronavirus. Cabe aclarar que estos datos oficiales no concuerdan con la realidad que se está viviendo, ya que las personas fallecidas son muchas más pero las causas de muchas muertes han sido disfrazadas con otras enfermedades.

El gobierno ecuatoriano sigue sin tomar las medidas adecuadas para proteger a la ciudadanía, tanto en lo que refiere a la salud como al trabajo.

Sin embargo, lejos de esto el gobierno continúa aprovechando la pandemia para aprobar leyes como la denominada Ley Económico Urgente para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas y la Ley de Apoyo Humanitario que no es otra cosa que una ley de flexibilización laboral que atenta contra los derechos de las/os trabajadoras/es ecuatorianos.

Una vez más, denunciamos las políticas neoliberales que el gobierno de Ecuador aplica hipotecando la economía al Fondo Monetario Internacional que aprovecha la pandemia y el confinamiento para tomar medidas que solamente profundizan las desigualdades sociales y económicas preexistentes.

Desde la CSA, expresamos nuestro total apoyo a los compañeros de CEDOCUT y al pueblo ecuatoriano en este contexto adverso y de crisis exacerbada por las medidas gubernamentales y continuaremos exigiendo el respeto a la vida, a la salud y al trabajo decente.

Fuente:

CSA - Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas

Real time web analytics, Heat map tracking
Statistics

Today: 27622

Yesterday: 25662

Since 01/06/2005: 68057670

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.