20 | 05 | 2019

CBSTnoticias.-Probablemente entre los primeros consejos que dan los padres a sus hijos está el de cuidarse de las malas compañías. Nada de extraño tiene entonces que el Padre de la Patria Simón Bolívar, con su visión y amor de siglos, nos advirtiera: “… Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia a plagar la América de hambre y miseria, en nombre de la Libertad”.

Sin embargo, para quienes hoy conforman la depauperada oposición venezolana, la sentencia salida de la infinita sabiduría del Libertador les entró por un oído y les salió por el otro, como podrían decir también nuestros padres y abuelos.

Desde los tiempos del Pacto de Nueva York –mejor conocido como de Punto Fijo-, bien como gobierno en la IV República, ahora como oposición, se han transferido de generación en generación el virus apátrida, desatendiendo las palabras de Bolívar, poniendo a disposición de la voracidad imperial las inmensas riquezas venezolanas en el pasado, y pretendiendo entregárselas descaradamente en la actualidad, para lo cual requieren, desesperadamente y por cualquier vía, derrocar al Gobierno legítimo del presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, y aniquilar todo vestigio de la Revolución Bolivariana.

Así, desde los primeros días de enero iniciaron la que ellos consideran “la fase final” de la misión ordenada y ejecutada desde la Casa Blanca donde, ya sin el menor recato, designaron como cabeza visible a un opaco sujeto, cuya única referencia era su afición a desnudar en público sus posaderas, desconocido hasta el 5 de ese mes, cuando al asumir la presidencia de la Asamblea Nacional en desacato anunció también sus pretensiones de declararse “presidente interino” por mandato imperial y pasándose por el forro de las que te conté la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Siguiendo las órdenes de Washington, se autojuramentó el pasado 23, sintiéndose guapo y apoyado, como cabeza principal de un gobierno virtual, recibió apresurado reconocimiento de los lacayos del Pentágono.

DIME CON QUIÉN ANDAS…

Pero, ¿quiénes respaldan al autoproclamado en esa variopinta fauna denominada “la comunidad internacional”?

Por supuesto, la lista la encabeza el país con los peores antecedentes en la historia de la humanidad. La concepción ancestral en Estados Unidos es que por destino divino –la Doctrina del Destino Manifiesto- es su obligación dominar, imponer su hegemonía en el mundo, a sangre y fuego. Bajo tales premisas, ha sembrado de muerte y destrucción en buena parte del globo terráqueo.

En América Latina, prácticamente no hay país que no haya conocido de su saña asesina. A México le arrebataron la mitad de su territorio, incluyendo Texas y California. Su vuelo del terror ha puesto sus garras sobre Centroamérica y el Caribe, propiciando guerras, imponiendo gobernantes, sumiéndola en la más absoluta de las miserias. Invadieron República Dominicana, Guatemala, Grenada, Panamá.

A Cuba la convirtieron en un prostíbulo, hasta que llegó Fidel y mandó a parar. Nicaragua, hasta el triunfo sandinista, era otro de sus corrales, con los Somoza como sus mandaderos. El Salvador, un campo de prácticas de tiro, con seres humanos como blancos. Puerto Rico sufre la ignominia de ser una de sus colonias, sin renunciar a sus sueños de libertad.

Suramérica pagó con centenares de miles de vidas la terrofagia estadounidense. En la Escuela de Las Américas formaron a la mayoría de los gorilas que terminaron apoderándose de los gobiernos de sus países. En los años 60, mediante el Pacto Punto Fijo, en Venezuela disfrazaron de democracia los regímenes dictatoriales adeco-copeyanos. Fue aquí donde “probaron” por primera vez la política de los desaparecidos, que luego utilizaron con sanguinaria “eficiencia” en las caravanas la muerte los Pinochet, Videla, Stroessner. Colombia es otra de sus colonias.

No podemos olvidar que la vil masacre de las Torres Gemelas de Nueva York, como se ha confirmado en innumerables ocasiones, fue un autoatentado para justificar la invasión a Afganistán; así como la de Irak fue producto de otro falso positivo, el de las armas químicas; en tanto que para devastar Libia utilizaron un guión similar al que pretenden emplear en Venezuela. Son corresponsables junto a Israel de las masacres de palestinos en la franja de Gaza y creadores del Daesh o ISIS.

Actualmente, un nuevo grupo gansteril, como bien lo definiera el periodista José Vicente Rangel en su sección El Espejo, publicada este lunes en Últimas Noticias, está al frente de la oficina oval y se ha propuesto, con su títere autoproclamado, darle el zarpazo definitivo al petróleo venezolano.

Rangel, en su texto apunta que la práctica asumida desde el centro del poder en Estados Unidos es “… expresión acabada de un régimen mafioso, que no respeta principios y que actúa al margen de la ley. Lo que hoy funciona en la Casa Blanca es un verdadero gang que considera que, por contar con el poder económico y militar, puede hacer en el mundo lo que le venga en gana: amenazar, chantajear, acosar, mentir, asesinar, despreciar a todo cuanto considere un obstáculo para la realización de sus designios de consumar cualquier aventura basada en la violencia. De una violencia gansteril…”.

El cabecilla de tal banda, Donald Trump, vale recordar, llegó al poder pese a haber obtenido cerca de tres millones de votos menos que su contendora, Hillary Clinton, gracias a que en esa nación, donde pretenden darnos lecciones de democracia, las elecciones no son directas, sino de segundo grado.

LOS MANDADEROS

En la alianza perversa contra Venezuela, a los depredadores de Washington los acompaña una caterva de gobernantes lacayos que tampoco tienen ningún tipo de moral para hablar de legitimidades o derechos humanos en nuestra patria, tal es el caso, para hablar de uno de los más rastreros, de Iván Duque, quien en su prontuario muestra de entrada su condición de pupilo predilecto del narco-paraco, asesino, especialista en falsos positivos Álvaro Uribe.

Duque, fue “vencedor” en unas elecciones en las cuales el fraude estuvo a la vista de todos. Frescas están todavía las imágenes de las boletas electorales fotocopiadas. Digno heredero de su mentor, apenas el año pasado fueron asesinados más de 170 líderes sociales. Colombia, no solamente es el primer exportador de cocaína del mundo, sino que sus sembradíos se han incrementado exponencialmente.

Al otro lado tenemos a otro fascista, Jair Bolsonaro, fruto en principio del golpe de Estado que destituyó a Dilma Rousseff para llevar a Michel Temer a la Presidencia, y luego encarceló sin ningún tipo de pruebas a Luiz Inácio Lula da Silva, quien galopaba ampliamente en las encuestas de cara a las elecciones para la Primera Magistratura brasileña. El militar retirado jamás habría llegado al Palacio de Planalto de no ser por tales componendas.

En Ecuador, Lenín Moreno pasará a la historia como uno de los más grandes traidores que jamás haya conocido Latinoamérica. Nunca habría accedido al Palacio de Carondelet, de no recibir el respaldo de Rafael Correa. El Gobierno de Paraguay proviene del acto sedicioso contra Fernando Lugo; Sebastián Piñera retornó a La Moneda con menos del 30 por ciento de los votos. Mauricio Macri solo se ha encargado, junto a familiares y socios, de expoliar los tesoros públicos, mientras entrega a la Argentina a los desmanes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Entre las marionetas que forman parte de las malas juntas, los panas burdas –como decíamos antes- del autoproclamado, también están el presidente de Guyana, David Granger, cuyas pretensiones de apoderarse de las riquezas petroleras del Esequibo son harto conocidas; el de Perú, Martín Vizcarra, actual anfitrión del Cartel de Lima y quien no fue elegido por el pueblo, solo está allí porque el perrito simpático Pedro Pablo Kuczynski fue destituido por actos de corrupción.

Fruto también de un golpe de Estado –el que sacó de la Presidencia a Manuel Zelaya- y un fraude electoral es el dictador hondureño Juan Orlando Hernández, cuya represión y miseria que desató en ese país propiciaron la caravana de miles de migrantes hacia Estados Unidos.

Tampoco fue electo Pedro Sánchez, primer ministro español, país que se rige, por cierto, por una monarquía impuesta por el sátrapa Francisco Franco, cuyo heredero, Juan Carlos de Borbón, es mejor conocido como conspicuo ladrón. Inglaterra, la que se roba decenas de toneladas del oro venezolano, también cuenta con régimen monárquico, es decir, régimen de chulos.

En fin, el conjunto de las malas compañías de la depauperada oposición venezolana y del autoproclamado -léase gobernantes- que no llega al 20% de países de la “comunidad internacional”, es como para sonrojar al mismísimo Lucifer.

GOBIERNO VIRTUAL

Dentro de nuestras fronteras, el títere de la Casa Blanca, con su gobierno virtual, sigue siendo el protagonista de una obra bufa, que solo cuenta con el escenario de una invasión militar, un bombardeo “humanitario” estadounidense, mientras se desinfla paulatinamente y en esa cosa llamada oposición, las rencillas por una botella vacía son públicas y notorias.

En la calle, mientras es objeto de burlas a todos los niveles, el autoproclamado, siguiendo las instrucciones de Washington, envía “órdenes” vía Twitter, a los integrantes de nuestra gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) invitándolos, sin éxito, a la traición.

Además, anuncia para el próximo 23 del corriente un nuevo show, una nueva “batalla final”, como han regado por las redes digitales con el supuesto ingreso de la “ayuda humanitaria” como pretexto para ingresar tropas extranjeras a nuestro suelo.

En el Palacio de Miraflores, entretanto, el presidente Nicolás Maduro continúa gobernando, trazando acciones en función de la paz de la nación, garantizando la soberanía de la patria, denunciando ante el mundo la actitud injerencista de los genocidas de la Casa Blanca y sus pretensiones criminales contra nuestra amada Venezuela.

Al mismo tiempo, siguiendo las líneas trazadas por nuestro comandante Hugo Chávez Frías, la alianza cívico-militar se mantiene activa, con nuestra FANB alerta ante la amenaza del enemigo imperial y un pueblo movilizado permanentemente, siempre en la calle, firmando por la paz, pero lanzando la clara advertencia de siempre: ¡más nunca volverán!

Fuente:

Central Bolivariana Socialista de Trabajadores

Real time web analytics, Heat map tracking
Unidad PSUV-PCV

Acuerdo Unitario

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.