10 | 12 | 2019

“Nunca antes en la historia, un gobierno de Estados Unidos había dedicado tanto esfuerzo y tan públicamente a un cambio de régimen (…) los últimos años en Venezuela han sido de afianzamientos mucho más severos contra nuestro país (…) al menos 20 rondas de medidas coercitivas unilaterales se han impuesto desde el año 2017”, denunció este viernes el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza. 

La acusación fue hecha por el diplomático en un Foro realizado en la sede de la ONU-Ginebra, en el contexto de la cuadragésima segunda sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que contó además con la participación de diversas representaciones ante el organismo –tales como Cuba, Nicaragua, Siria, entre otras-.

“Las medidas contra nuestra economía sí son graves, desde el año 2015 se sienten, pero desde el año 2017 se han formalizado (…) ha habido distintas rondas de sanciones para impedir que la industria petrolera pueda seguir produciendo petróleo (…) incluso comenzaron a sentirse más fuerte las sanciones secundarias en barcos, en empresa navieras, en proveedores de alimentos y de medicamentos (…) tenemos USD 7 mil millones bloqueados en la banca internacional”, agregó.

En su intervención, el canciller Arreaza aseveró que desde los espacios multilaterales se puede frenar todo –efectos de las medidas coercitivas unilaterales de Washington sobre la economía venezolana y sobre el pueblo venezolano-. Agregó que solo “es necesaria la voluntad” para hacer respetar los principios emanados de la Carta de la Naciones Unidas y “tener coraje y valentía para tomar las decisiones correctas”.

“Desde los foros multilaterales se puede detener todo. Lo que hay que tener es la voluntad de hacer respetar la Carta de las Naciones Unidas, respetar todos los códigos del derecho internacional y no hay cabida para ninguna acción como la medida coercitiva unilateral”, señaló.

En referencia a eso, apuntó que “el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) de la Organización de Estados Americanos (OEA) -también llamado Tratado de Río- no es más que un instrumento hecho por la élite de los Estados Unidos para controlar todo el continente latinoamericano –con invasiones militares, masacres y asfixias económicas-.

Comentó que el TIAR nunca ha funcionado para proteger a los pueblos, sino por el contrario, para invadirlos.

“El TIAR nunca ha funcionado para proteger a los pueblos latinoamericanos, sino para invadir (…) para que Estados Unidos pueda invadir”, sentenció.

El Ministro venezolano, detalló además un ejemplo de activación del mecanismo del TIAR en la región –caso de Las Malvinas en 1982- donde los países votaron por apoyar a Argentina, pero Estados Unidos se negó y apoyó a Reino Unido.

En esa misma línea, condenó las condiciones en las que se aprobó recientemente -11 de septiembre- la invocación de este órgano de consulta del TIAR -12 países de 34 que hay en el continente-.

En su alocución, el Canciller venezolano develó que “la amenaza militar contra Venezuela no es sólo de Washington, sino que se han sumado Colombia y Brasil –ambos países fronterizos- entre otros aliados del continente.

Sobre eso, dijo que “Venezuela nunca agrediría a un país hermano (…) es absolutamente descartado, pero si nos defenderemos”. De igual forma, exhorto a los países miembros de la ONU rechazar este tipo de acciones violatorias de los derechos humanos.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.