12 | 12 | 2019

Atravesamos un contexto donde se intensifican los bloqueos contra nuestros países, Cuba y Venezuela. Las consecuencias se hacen sentir en la población, al tiempo que también las formas de superarlas. Desde diferentes espacios, instancias, surgen las iniciativas, se intensifican las existentes: solidaridad, la unidad, las acciones concretas.

En el marco del desarrollo en Cumaná, estado Sucre, del X Encuentro de Solidaridad Mutua Cuba Venezuela, hablamos con Lilia María Zamora, directora de la Dirección de América Latina y el Caribe del ICAP (Instituto Cubano de Amistad de con los Pueblos) y con Jonny Calles, coordinador General del Movimiento de Amistad y Solidaridad Mutua Cuba Venezuela.

“Se atraviesa un escenario bastante común de agresiones. No solamente económica sino también de acecho diplomático en contra de los dos países con el único objetivo de destruir o desaparecer de la faz de la tierra el ejemplo que las dos revoluciones representan en Latinoamérica.
Para nosotros los cubanos, que llevamos 60 años de Revolución, siempre es perfectible lo que podamos hacer, vamos por más, por más unidad, por más conciencia, por más perfeccionamiento, porque las revoluciones son acciones de humanos, y los humanos también nos equivocamos, ahora la grandeza está en rectificar y continuar adelante. Por eso es que vamos por más. En Cumaná vamos a hacer eje en la solidaridad como elemento importante en la lucha de los pueblos…”, comenta Lilia.

Ella describe la solidaridad como expresión de las acciones concretas que se llevan adelante para contener y contrarestar la ofensiva de Trump y sus aliados.
“La solidaridad es un ir y venir. La solidaridad no es compartir lo que sobra, sino compartir lo que tenemos. Hemos recibido mucha solidaridad de Venezuela. Como cubanos estamos agradecidos.
Los Estados Unidos no han podido ni podrán mientras mantengamos la unidad. Con Cuba no pudieron porque se encontraron la unidad del pueblo. Seguimos en lucha. Hoy Venezuela es referencia para las fuerzas progresistas del mundo, sobre todo para América Latina y el Caribe”.

Por su parte, Jhonny Calles habla de ejemplos concretos de cómo se desarrolla esta solidaridad. Más de quinientos mil latinoamericanos y caribeños, por ejemplo, recuperaron la visión a través de las misiones iniciadas por Chávez. Tanqueros que superan los obstáculos y artilugios del gobierno norteamericano y arriban a la isla, como ocurrió esta semana con el tanquero de petróleo “Manuela Saénz”.
Acciones solidarias, desde los territorios, desde la gente, desde ambos gobiernos, de Nicolás Maduro y Miguel Díaz Canel.

¿Cuáles son los objetivos de este X Encuentro?

J. Calles: “En primer lugar comentar que el Encuentro forma parte de lo que significaron las nuevas relaciones entre Venezuela y Cuba, desde la dinámica que se llevó desde la llegada de Chávez. Se generaron nuevas condiciones y desde allí nace el Encuentro de Solidaridad Mutua entre Venezuela y Cuba.
Como Objetivos del X encuentro para nosotros, son seguir fortaleciendo la amistad histórica entre nuestros pueblos, como bolivarianos y martianos tenemos la tarea de profundizar esta relación. Como segundo punto es seguir denunciando las agresiones que el imperialismo ejerce contra Cuba y Venezuela. Denunciamos las patrañas que se vienen realizando para torcer el brazo de la revolución bolivariana y cubana. Por ejemplo, la persecución contra los programas de salud de los médicos cubanos. La persecución de estos médicos en diferentes países.
Nos toca seguir organizando la unidad interna y la organización del movimiento de solidaridad en aras de estar preparados para los desafíos que nos impone la coyuntura política”.

¿Cuál es el escenario latinoamericano y nuestras tareas en él en estos momentos?

Lilia Zamora: “Hay una persecución política a los líderes sociales. Una judicialización de la política. Hay crimen político. Se da un ascenso de la ofensiva de los bloques de derecha, una derecha fascista. Arrasa contra la legislación de los Estados. Destruye de forma inhumana, despiadada, a los gobiernos electos constitucionalmente. Como por ejemplo Lula en Brasil.
Lo importante es concretar acciones. Tenemos que continuar unidos en una misma trinchera de combate. Ahora el contexto impone una sola frase: Unidad Articulada.

Tenemos que articular a los partidos políticos, a los movimientos sociales contra la ofensiva que busca exterminar a Venezuela. Con sus nuevas formas, los golpes blandos, los bloqueos.
A Cuba le están dando duro. Hay que seguir dando la batalla, la juventud es un sector importantísimo. Los hijos se parecen mas a sus tiempos que a sus padres. Por eso hay que darle el ejemplo, el sentido de pertenencia, hay que trabajar con esa juventud.
Tenemos que continuar. Hay mucha confianza en nuestros países, no podemos defraudar. Tenemos que seguir adelante. Es nuestra tarea de primer orden. No solo construimos para Cuba y para Venezuela. Ante el pensamiento expansionista y divisor de Estados Unidos nosotros le ponemos más empeño, más unidad y más pensamiento”.

Como continuidad en esta línea de trabajo en torno a la solidaridad, se desarrollará del 1 al 3 de noviembre en la Habana, el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, con la participación de países hermanos de Latinoamérica, el Caribe y de otros continentes.

De Cuba podemos extraer los ejemplos de un pueblo que resiste décadas de bloqueo criminal. Los valores principales, nos dice Lilia, son la unidad y el sentido de patriotismo, el pensamiento de país, resaltando la importancia de la solidaridad internacional. Y principalmente el trabajo para la gente, para el pueblo.

“El espíritu de solidaridad no es dar lo que nos sobra, sino compartir lo que tenemos”, nos enseñó Fidel.

Prensa Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora 

Fuente:

CRBZ – Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.