Imprimir
Categoría: Venezuela

En el marco de la lucha mundial contra la pandemia del Covid-19, la República Bolivariana de Venezuela también ha tenido que hacer frente a situaciones de máxima presión política, debido a las recientes acciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que profundiza las agresiones contra Venezuela y ahora bajo una fachada de “Operaciones antinarcóticos en el Caribe”, pretende intervenirla militarmente.

En este sentido, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, ofreció una entrevista al equipo venezolano de investigación política ‘Misión Verdad’, para conversar sobre los recientes acontecimientos y amenazas.

“Nosotros tenemos informes documentados con coordenadas, sabemos cuáles son los buques, las funciones que cumplen, sus capacidades. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) tiene monitoreado cada paso y estaríamos listos para defender a Venezuela en cualquier escenario”, aseveró el Canciller.

Resaltó que esta maniobra busca distraer a la opinión pública del manejo “inhumano y errático” que ha tenido la administración de Donald Trump sobre la pandemia del Covid-19, que ya alcanzó más de 200 mil casos en su país, aún cuando los organismos internacionales de salud le advirtieron que la situación podría salirse de las manos de no tomar medidas pertinentes.

El Canciller destacó también que se trata de una clara operación psicológica ante el fracasado intento de cambio de gobierno en el año 2019, y deja ver el claro desespero de la administración estadounidense por legitimar una serie de acusaciones hacia funcionarios venezolanos con el propósito de intervenir en la nación caribeña.

“Ahora la realidad nos indica que es una operación psicológica, pero aquí estamos, ganando la batalla al Coronavirus o al menos lo hemos contenido. El presidente Nicolás Maduro ha sabido avanzar en la dificultad y está dando lecciones de manejo de crisis sanitaria y solidaridad a muchos presidentes empresarios que se supone son eficientes”.

‌El Diplomático venezolano agregó que la reserva de petróleo, gas y la ubicación geográfica privilegiada que tiene la República Bolivariana de Venezuela con respecto al resto del mundo es lo que la hace más apetecible a los intereses de los países imperialistas. “Si tuviésemos petróleo pero con ideas proimperialistas el trato fuese distinto”, aseveró.

Señaló también las expresiones tímidas de solidaridad que ha recibido de algunos funcionarios de países pertenecientes al Grupo de Lima y Canadá en algunos escenarios de la ONU, quienes a pesar de no poderlo decir públicamente se han acercado y han expresado su apoyo.

“Se acercan y nos dicen, no lo puedo decir abiertamente pero tú has hablado por mí, has hablado por mi pueblo, tú presidente cuando habla, habla también por los más pobres de mi país, la lucha que están dando ustedes es la lucha que queremos apoyar”.

Antes y después del Coronavirus

En un análisis del panorama postpandemia, detalló que existe un colapso del sistema tal y como lo conocemos, evidenciable en países como España, Francia o Italia, y que sin lugar a dudas hará que todos se cuestionen la forma de vida que estábamos llevando.

“Todo está bajo expectativas por el momento. Los propios pueblos están cuestionándose todo, no quieren seguir como venían y se han dado cuenta que no pueden dar respuesta a este tipo de crisis. Creo que todo el mundo cambiará (…) Hay que sacar lo mejor de esta tragedia para prevenir otras tragedias futuras y esto solo se puede hacer cambiando el sistema”, finalizó.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.