Imprimir
Categoría: Venezuela

Palacio de Miraflores, Caracas. –“Es una práctica común del gobierno de Colombia y de la DEA (Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos) que capturan narcotraficantes, los sobornan, los chantajean y los ponen a trabajar a su servicio y a cambio de la libertad y de dejarle que hagan su negocio libremente, los reclutan para actuar contra el gobierno legítimo de Venezuela”, denunció este martes el vicepresidente para la Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez.

Según el testimonio de Antonio Sequea, responsable del desembarque de los mercenarios que pretendía materializar un golpe de Estado el pasado 3 de mayo en las costas de Macuto, estado La Guaira, el gobierno colombiano y la DEA, tenía conocimiento de los negocios clandestinos de Elkín López, alias “Doble Ruedas”, responsable de la logística y estadía de los terroristas en la península de la Alta Guajira.

“Cuando llegamos al sitio donde duramos aproximadamente 40 días todo se articulaba por medio de él (…) indagando con las personas de la localidad nos confirmaron que era “Doble Ruedas”, el jefe de los carteles de droga de ahí del lugar (…). Aproximadamente a menos de un kilómetro del lugar estaba una base de la DEA del lado de Colombia; nos sorprendió los desplazamientos nocturnos, pero fluidamente de los camiones de mercancía de ahí hacia la costa”, testificó Sequea.

En este sentido, el Vicepresidente de Comunicación, cuestionó la doble moral de Iván Duque, al engañar al pueblo colombiano y a la comunidad internacional sobre la falsa batalla que ejerce su gobierno contra los carteles del narcotráfico en el país neogranadino.

Señaló que durante declaraciones el 23 de agosto del 2019, Duque aseguró que desmantelarían la estructura criminal “La Silla” refiriéndose a Elkín López.

“No solamente he dado la instrucción de hacer visible a todos los criminales detrás de esa estructura, sino que vamos a impartir también la promoción de recompensa para desmantelar esa estructura” declaró el jefe de Estado colombiano en dicha alocución.

En esta línea, Rodríguez acotó que el narcotraficante no fue apresado porque formaba parte del plan conspirativo contra Venezuela y desde su hacienda en la península de la Alta Guajira colombiana “salieron los mercenarios para la incursión homicida contra el pueblo de Venezuela el pasado 1 de mayo y llegaron el 3 a las costas de Macuto”.

Puntualizó que con las pruebas recabadas en los últimos días queda demostrado la participación de Iván Duque, la administración Trump, la extrema derecha venezolana y los carteles del narcotráfico, en el proceso de lo que catalogo como el más atroz evento contra la paz de Venezuela: la incursión de mercenarios el pasado 3 de mayo.

Prensa Presidencial/Rossy Herrera

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.