Palacio de Miraflores, Caracas. –El presidente de la República, Nicolás Maduro, denunció la guerra especulativa de precios que llevó a cabo a la extrema derecha venezolana semanas antes de la incursión mercenaria del pasado 3 de mayo a las costas de Macuto, estado La Guaira.

El Jefe de Estado precisó que el ataque al poder adquisitivo del pueblo venezolano formaba parte del mismo plan de desestabilización para intentar quebrar la paz nacional.

“Yo sabía que esto buscaba crear el descontento, ellos decían que cuando llegaran los mercenarios iba a haber un descontento explosivo en Venezuela y todo el pueblo iba a salir a apoyarlos”, manifestó.

En este sentido, acotó que el Gobierno Bolivariano tomó las medidas adecuadas para proteger al pueblo y su poder adquisitivo con el incremento del salario mínimo, los bonos a través del Carnet de la Patria y el acuerdo de precios acordados con las principales empresas productivas del país.

En este contexto, el vicepresidente para el área Económica, Tareck El Aissami, destacó que el Ejecutivo Nacional además lleva a cabo un esquema de protección para los sectores no priorizados durante la pandemia por COVID-19.

“Hemos decretado desde Venezuela la moratoria de créditos, tanto de capital como de intereses hasta por seis meses, favoreciendo el pago de nóminas de esas empresas, además de eximir aranceles para la materia prima”, detalló El Aissami.

El Jefe Estado destacó que en Venezuela -en contraposición con otras naciones- se mantienen activos sólo los sectores que contribuyen a la economía nacional, priorizando la vida y no el mercantilismo.

Prensa Presidencial/ Rossy Herrera

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.