Imprimir
Categoría: Venezuela

Este lunes arribó al complejo refinador El Palito, ubicado en el estado Carabobo, el primer buque iraní ‘Fortune’ cargado de combustible, de los cinco que tienen previsto ingresar a Venezuela proveniente de la República Islámica de Irán, como parte de los acuerdos suscritos entre ambas naciones.

“Imágenes de la llegada del primer buque “Fortune” a nuestra refinería El Palito. ¡¡Seguimos avanzando y Venciendo!!”, escribió el vicepresidente Sectorial de Economía y ministro del Poder Popular de Petróleo, Tareck El Aissami, a través de su cuenta en Twitter @TareckPSUV.

Esta primera embarcación arriba a aguas venezolanas luego de que el pasado 16 de mayo iniciara su periplo junto con otros cuatro navíos -Clavel, Forest, Faxon, y Petunia- que transportan 1.5 millones de barriles de gasolina y aditivos, en el marco de las relaciones de cooperación entre ambos países.

Con la llegada de esta primera embarcación iraní se espera abastecer de combustible a la población venezolana, severamente afectada por las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas por la administración de Donald Trump que buscan propiciar el quiebre de Pdvsa y la asfixia del pueblo venezolano.

En esta oportunidad el buque estuvo escoltado por embarcaciones, helicópteros y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) del país suramericano, ante las amenazas del Gobierno estadounidense con atacar los navíos provenientes de Irán.

Cooperación en tiempos de bloqueo y de COVID-19

El arribo de los buques Clavel, Forest, Faxon, Fortune y Petunia, marcará el intercambio energético y científico entre ambas naciones, destacó el Ministro de Petróleo.

Asimismo, dijo al referirse a la Organización de Países Exportadores de Petróleo que “la cooperación energética entre Irán y Venezuela se fundamenta en el intercambio científico y del desarrollo productivo de la industria de hidrocarburos, además de la experiencia que nos une como países OPEP”.

El envío de gasolina por parte de Irán a Venezuela corresponde al fortalecimiento diplomático y de alianzas comerciales entre los dos países.

EEUU como promotor de la desestabilización en Venezuela

El pasado 3 de abril, el ministro El Aissami advertía que las sanciones de Estados Unidos contra Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa) impiden el normal abastecimiento de combustible en el país, para agudizar la crisis en medio de la pandemia por el COVID-19.‬

En esa misma línea, el ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, denunció -días atrás- a la actual administración de la Casa Blanca por persistir en la persecución de buques encargados de trasportar combustible desde y hacia el país latinoamericano.

Con la aplicación de las criminales sanciones contra Pdvsa en agosto 2017 y enero 2019, Donald Trump afecta gravemente la producción petrolera en Venezuela, impide su financiamiento y su comercialización.

La denuncia del diplomático se produjo luego de que el Gobierno estadounidense negara cualquier conexión con la escasez de gasolina en Venezuela durante la pandemia por COVID-19.

“Contradicciones: cuando denunciamos el bloqueo, EEUU lo niega. Sin embargo, fuentes del propio Departamento de Estado confiesan que buscan «una reducción de los envíos de gasolina a Venezuela como parte de la campaña de ‘máxima presión’ de Trump contra Maduro»”, escribió el canciller Arreaza a través de su cuenta en Twitter @jaarreaza.

Sin embargo, en innumerables oportunidades han revelado que los ataques contra Pdvsa son una estrategia para “salir” del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.