La estrategia geopolítica detrás de las RRSS: su efecto desestabilizador en países del ALBA-TCP

ALBA-TCP:

La vinculación intrínseca de las redes sociales en la estrategia geopolítica de Washington y sus potencias subordinadas fue expuesta magistralmente este martes durante el foro internacional “La Injerencia Digital: El papel de las Redes Sociales como arma de desestabilización», organizado conjuntamente entre la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y el Instituto Samuel Robinson. El uso pernicioso de las redes digitales ha contribuido a la erosión y, en algunos casos, a la ruptura de procesos democráticos, así como a la inestabilidad en países miembros del ALBA-TCP, denunció el Secretario Ejecutivo del bloque de integración regional, Sacha Llorenti. “Estamos en los primeros pasos de una transformación estructural de las relaciones sociales, políticas y económicas en el mundo; en estos momentos los países del ALBA han sido víctimas de una agresión digitalizada”, advirtió. El Secretario Ejecutivo del ALBA-TCP estimó que el estudio de las redes sociales y su papel en los procesos políticos de la región reviste gran importancia, por cuanto guarda estrecha relación con la “salud de nuestras democracias”. “Las redes no sólo son plataformas de difusión, pueden incidir en la conducta y el comportamiento de las personas, irritándolas en muchos casos o desinformándolas en otros con el propósito de alterar su conducta. No se puede entender del golpe de Estado en Bolivia sin el rol de las redes; y la agresión sistemática que sufrió el proceso democrático venezolano”, reflexionó. Intereses corporativos El historiador mexicano Christian Nader, uno de los panelistas, profundizó acerca del nivel de influencia de las redes sociales y cómo éstas operan social y psicológicamente. Recordó que las redes sociales surgieron como una panacea de la libre información; sin embargo, detrás de estas plataformas reposan intereses corporativos muy vinculados a los grandes poderes que dominan el continente americano y el mundo entero. “Es una especie de lavadero de imagen de intereses muy oscuros, tanto gubernamentales, concretamente estadounidense y los entes europeos subordinados, pero también de intereses multinacionales”, dijo el historiador. Al referirse al caso cubano, que junto al venezolano, boliviano y nicaragüense fueron analizados, Nader consideró que se ha pretendido orquestar una realidad paralela, “fraguar una leyenda en torno a algo que es totalmente inexistente”, en razón de lo cual puede medirse “el gran poderío de las redes”. Laboratorio político a gran escala El sociólogo venezolano Franco Vielma presentó el estudio de caso de la República Bolivariana, a…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – La estrategia geopolítica detrás de las RRSS: su efecto desestabilizador en países del ALBA-TCP (ALBA-TCP)

Etiquetas: