Partido Comunista del Perú – Patria Roja:

Autor: Xulio Ríos* Fuentes: Alainet Si algo se deduce de la experiencia del PCCh es que cada país o sociedad debe indagar en su vía hacia el desarrollo y la prosperidad, y no trasladar la trayectoria de terceros de forma mecánica. El Partido Comunista de China (PCCh) celebra sus primeros cien años y lo hace en una coyuntura de pleno apogeo político, pero igualmente bajo el asedio de importantes retos, tanto internos como externos. Curtido en una larga y dura lucha, el PCCh encara esta crucial etapa con la mirada puesta en otro centenario, el que celebrará la República Popular China en 2049, expresión esencial de una trayectoria que podíamos sintetizar en ocho tesis. En primer lugar, los cien años del PCCh (1921-2021) trazan una línea de clara continuidad que abunda en la trascendencia del ideal nacional como factor movilizador principal en su constitución y desarrollo, resolviendo muy inicialmente su relación paralela y controvertida con el internacionalismo de matriz soviética. El compromiso con el propio país y su vocación transformadora destacan el patriotismo como una variable ideológica sustancial que rechaza cualquier servidumbre que no sea la debida a los intereses fundamentales del propio país. Este es un dato trascendental, manifestado tanto antes como después de la Revolución, que expresa una irrenunciable vocación de servicio nacional que va más allá de los intereses de cualquier clase o grupo social. En segundo lugar, a la vista de su especial protagonismo en el devalar contemporáneo del país, la historia del PCCh es, en gran medida, la historia de la propia China en los últimos cien años. Y son también los factores históricos los que condicionan buena parte de una evolución marcada por el orgullo de su civilización y por la reacción ante la tragedia de la decadencia y la pérdida de soberanía efectiva a manos de la desmembradora penetración occidental. Esta supuso ingentes costes y sacrificios a su propia población, una colectividad que también ha asumido en primera persona el precio de una recuperación que ahora vislumbra al alcance de la mano. Se necesita interiorizar una perspectiva de largo plazo para comprender el sentido de la gobernanza china, tanto en el orden interno como en la significación internacional del país, una visión que ayudaría a mucho a relativizar el papel y la relevancia de aquellos actores mundiales que hoy se reclaman líderes globales por derecho propio como si lo hubieran sido desde el…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Ocho tesis sobre el centenario del PCCh (Partido Comunista del Perú – Patria Roja)