Una voz colectiva para la historia común

CTA Argentina:

Unas 200 militantes que estuvieron presas en Devoto durante la última dictadura volvieron a crear una obra polifónica, esta vez para reponer su vida durante todos estos años, como un puente hacia las nuevas generaciones. Se trata de un libro web de acceso gratuito, interactivo y multimedia, que se va presentando por el país. La persistencia de las convicciones, la tosudez por la vida y la solidaridad de un compañerismo para siempre, en los relatos de estas mujeres que desafiaron todos los mandatos. Se abrazan. Ríen, lloran, se entienden con la mirada. Así presentan su libro y así, con palabras, se entrelazan en Nosotras en libertad, que escribieron en pandemia unas 200 ex presas de la cárcel de Devoto durante la dictadura cívico-militar-eclesiástica, y al que se puede acceder con sólo hacer click en https://nosotrasenlibertad.com/libroweb/. Muchas fueron parte de la escritura de Nosotras, presas políticas, presentada en 2006. Junto a otras, se encontraron en junio de 2019 en el hotel Bauen, en un acontecimiento que todavía las conmueve. Como el viento huracanado que les impide cerrar las alas, y las impulsa hacia el futuro, que escribió Walter Benjamin, ellas proyectan, dejan su huella por escrito, testimonian una y otra vez, se encuentran a través de miles de kilómetros y de los años. La primera presentación de Nosotras en libertad fue el 14 de octubre, en Tecnópolis. El viernes pasado lo hicieron en el Auditorio de ATE, de Santa Fe, este legado recorre el país. Una y otra vez, “Todavía cantamos” las encuentra cantando, como declaración de principios. En esta publicación web, interactiva y multimedia, la voz de una compañera cuenta: “Todas nos aferramos a la vida, es nuestra forma de resistir, resistimos viviendo hasta el límite. Escribimos y contamos para seguir viviendo cuando no estemos más. Nos pusimos a los 30.000 al hombro y los trajimos a la historia de los días de la democracia conquistada. Y pudimos ser felices, reír, cantar, gritar, trabajar, marchar, votar. Por nosotras y por los que no pudieron llegar y -ahora- por las compañeras que tuvimos que despedir”. A ellas, a las que se fueron en estas décadas, está dedicada la obra polifónica que trabajaron durante meses de la misma forma colectiva que sellaron en la cárcel. Con la convicción de haber sido feministas en acción cuando cuestionaban los mandatos en los 70, tanto como lo son ahora, que acompañan la marea verde desde…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Una voz colectiva para la historia común (CTA Argentina)

Etiquetas: