Bogotá.- La lideresa Francia Márquez es la compañera de fórmula del presidenciable Gustavo Petro del Pacto Histórico con miras a lograr la victoria en las elecciones del 29 de mayo en Colombia.

Petro señaló que la elección de Francia Márquez como candidata a la vicepresidencia fue una decisión multicolor y destacó que ella representa a la Colombia excluida, esclavizada, olvidada.

No es la segunda, es un equipo que se llenará de hombres y mujeres hacia la presidencia de Colombia, expresó.

«Gracias por este momento, por esta oportunidad, fue cada colombiana y cada colombiano desde su diversidad, desde cada territorio» lo que posibilitó llegar hasta este momento, dijo por su parte Francia Márquez.

Saludó a los pueblos en resistencia, indígenas, campesinos, raizales, palenqueros, a la comunidad LGTBIQ+, a las mujeres, a los trabajadores, a la clase media, a todas las expresiones religiosas y espirituales, a la juventud, al Polo Democrático que promovió su candidatura a su movimiento Soy porque Somos, entre otros que son los protagonistas del inicio del cambio en Colombia.

«Queremos que florezca la alegria, la paz, la dignidad, la justicia social» y ese trabajo requiere el esfuerzo de todos para lograr la victoria en las elecciones del 29 de mayo venidero, enfatizó.

En la consulta interna de las coaliciones para escoger a los aspirantes a la presidencia, Márquez fue la tercera con más cantidad de votos (785 mil 215) con los que superó al ganador de la coalición Centro Esperanza, Sergio Fajardo.

«Los resultados del domingo (13 de marzo) reflejan el cambio que quiere la gente. Las y los nadie nos hemos ido encontrando desde las experiencias que hemos tenido que padecer. La tarea aún continúa, queremos que el Pacto Histórico sea el gobierno que garantice los derechos a los colombianos», manifestó la aspirante a la vicepresidencia tras conocer el conteo.

Esta líder que asegura que su decisión de adherirse al Pacto Histórico fue colectiva y quien lucha por el derecho de las mujeres, de las poblaciones étnicas, contra la injusticia racial, es sin dudas el rostro de la diversidad en la nueva política de Colombia que viene surgiendo desde los sectores alternativos.

Márquez, de 39 años, es abogada, líder social y se destaca por su incansable activismo contra los impactos ambientales de la minería, que la obligaron a desplazarse por las amenazas en su contra y recibió en el año 2018, el Premio Goldman, considerado como el Nobel ambiental.

Llevó sus estudios, sus luchas contra la minería, por los derechos de su pueblo como madre soltera, mujer rural, campesina y humilde.

Fuente: Prensa Latina

Fuente: Partido Comunista Colombiano