La solución de muchos de nuestros problemas depende de nosotros mismos