Partido Comunista Ecuatoriano:

La Constitución de la República, en el Art. 1, declara al Ecuador como un país “…intercultural, plurinacional y laico…”; con este paraguas legal, el Estado ecuatoriano posiciona legalmente un nuevo orden social, con igual goce deberes y derechos ante la ley para todas y todos l@s ciudadanas/os, partiendo de su condición identitaria, étnico-racial o cultural. Rompiendo entonces con el paradigma de la identidad ecuatoriana anclado al monoculturalismo, concepto sostenido por décadas en la ideología del mestizaje. En ese sentido, a través de la declaratoria de interculturalidad y plurinacionalidad, se reconoce a las y los ciudadan@s partiendo de su condición étnico, histórica o cultural, condiciones que para el caso de la población Afrodescendiente y de la diáspora juegan un rol trascendental, ya que a partir de ello se permite posicionar en el escenario social los mecanismos de exigibilidad de los derechos culturales, sociales, políticos y económicos invisibilizados y vulnerados a lo largo de la historia, dejando como consecuencia las alarmantes cifras de subdesarrollo, falta de accesos e inequidad en las que se enfrenta día a día este importante segmento poblacional, que según las cifras del último censo asciende al 7.2% del total de la población del país. Un estudio reciente realizado por la ONU, señala que: “en el Ecuador los afrodescendientes representan el 40% de las personal que viven en la pobreza”, frente a este impresionante porcentaje, los miembros de Derechos Humanos de la ONU, solicitaron al Gobierno ecuatoriano establecer de manera urgente medidas que apunten al mejoramiento de las condiciones de vida de la población Afroecuatoriana. Ahmed Reid, presidente del grupo de trabajo de la ONU, ve esta cifra con muchísima preocupación y la califica como grave, ya que esto refleja que quienes conforman este porcentaje, son personas a las que constantemente se les niega el derecho a un medio ambiente limpio, así como el acceso a la justicia, a la educación, y al trabajo decente “Las personas están enfrentando dificultades para acceder a la justicia, seguridad, tierra, agua limpia, educación, atención de salud, vivienda y a oportunidades económicas”, situando a la provincia de Esmeraldas como una de las provincias más pobres del Ecuador, en la que el “85% de su población vive por debajo del umbral de pobreza, el 23% tiene acceso únicamente a los servicios más básicos, y el 15% de la población es analfabeta” . En ese contexto, pensando en mecanismos y herramientas de protección que terminen…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – POBLACIÓN AFRODESCENDIENTE Y LA DIÁSPORA EN EL ECUADOR. (Partido Comunista Ecuatoriano)