BRAVO POR XIOMARA

Dic 12, 2021

Nuestra Bandera:

Por ANGEL GUERRA La contundente victoria electoral de Xiomara Castro en las elecciones de Honduras es una proeza política y una magnífica noticia. La abanderada del Partido Libre y sus aliados, no derrotaron meramente a un partido político ultraneoliberal y entreguista. Mucho más, doblaron el brazo a un régimen corrupto y represor, instaurado mediante el golpe de Estado en 2009 contra el presidente Manuel Zelaya por la oligarquía y los militares, en alianza con el Gobierno de Estados Unidos (EU). Con una participación de 68.55 por ciento sobre un padrón de 5 millones 182 mil 425 electores y casi concluido el conteo, Xiomara obtiene 1 millón 709 mil 81 votos, para un 50. 63 por ciento del total y conserva una ventaja de más de 14 puntos sobre su más cercano contendor, Nasry Asfura del Partido Nacional. Una consecuencia de su victoria es que se rompe con el tradicional dominio Liberal-Nacional. Su votación es la más alta de un candidato al Ejecutivo en la historia de Honduras, con unos 500.000 sufragios por encima del mayor dato anterior. Libre ganó las dos principales Alcaldías del país, la capital Tegucigalpa y San Pedro Sula, el más importante núcleo industrial y comercial. No obstante, para derogar el entramado de leyes de corte neoliberal y beneficiarias de una pequeña élite política y económica, la presidenta electa y aliados necesitan mayoría en el Legislativo. A propósito, ya existen numerosas denuncias de alteración de actas de votación a diputados por parte del aún gobernante Partido Nacional, el que, además, compró carretadas de votos cuando vio venir la victoria aplastante de la abanderada de Libre. Xiomara, compañera de Zelaya, surgió como líder popular en las batallas de calle contra el golpe de Estado. Mientras su esposo estaba exiliado o refugiado en la Embajada de Brasil después de regresar clandestinamente al país, ella fue la figura central de la resistencia antigolpista en la calle, donde ganó un importante reconocimiento de los líderes sindicatos, organizaciones campesinas y movimientos sociales, de pueblos originarios y de la gente sencilla del pueblo, que ahora, junto al movimiento lésbico gay, se han encolumnado en apoyo a su candidatura.   Desde entonces, una vez como candidata a la Presidencia y otra como candidata a la Vicepresidencia fue víctima de dos grandes fraudes electorales en 2013 y 2017. Este último denunciado por la ONU y hasta la OEA. Solo el apoyo incondicional de Washington pudo entronizar de nuevo en…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – BRAVO POR XIOMARA (Nuestra Bandera)