CTA Argentina:

Durante el Plenario Nacional que tuvo lugar en la sede de nuestra Central el pasado 14 del corriente, se analizaron diversos temas y, en particular, la situación política actual a propósito de la deuda externa. Se consideró que, en esta situación, el poder dominante local y quienes desde el FMI pretenden erigirse en una suerte de gobierno supranacional, van a tratar de instalar como un hecho irreversible que el único camino que le queda a nuestro país es cumplir al pie de la letra con sus exigencias. Para nosotros, que somos luchadoras y luchadores del campo popular, resulta un imperativo torcer ese destino que nos prescriben los poderosos confrontando otra mirada consistente en plantear el debate sobre quiénes van a pagar lo que haya que ajustar, levantando la consigna de priorizar la Deuda Interna por sobre la Deuda Externa. No podemos hacer una lectura que nos haga mirar con derrotismo lo que viene de aquí en más, ni caer en el discurso de que “son todos lo mismo”. La experiencia real de los trabajadores nos demuestra que no es así. Si dentro de dos años ganara la actual oposición las cosas serían peor. De hecho, muchos de ellos, cuestionan que en el acuerdo no aparezca la exigencia de reformas estructurales que básicamente significan terminar con las paritarias libres y avanzar con la reforma laboral y previsional, como un camino para horadar la fuerza organizada que todavía les impide llegar hasta el hueso con la superexplotación de los trabajadores y las trabajadoras. Es la Gestapo anti-sindical por otros medios. Quieren terminar con la única fuerza del movimiento popular que aún tiene plena autonomía, para poder avanzar hacia un modelo de país, como dice Larreta, en el que puedan cooptar a una parte del peronismo dispuesta a ser furgón de cola en la consolidación de una economía de mercado que funcione absolutamente subordinada a la lógica del capitalismo global. Ese modelo es el que requiere agrupar al 70% de la clase política para dejar afuera al 70% de los que habitamos este país. Tenemos una tarea enorme por delante: impulsar la convocatoria de un bloque social que traccione esa discusión acerca de quién tiene que pagar la crisis. Eso sólo será posible con fuerza popular organizada. El principal objetivo, a partir de ahora, debe ser recuperar la movilización popular para disputar con el poder hegemónico la agenda de salida de la crisis.…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – Resoluciones del Plenario Nacional de Secretarias y Secretarios Generales de la CTA de les Trabajadores (CTA Argentina)