Un viejo galpón de criadero de pollos, que era usado como aula de clases en el corregimiento de Cañaverales, municipio de San Juan del Cesar, sur de La Guajira, se desplomó y dejó sin lugar de estudios a más de 50 niños que sufren las consecuencias del abandono en el que están sumidas las instituciones educativas del territorio.

Un docente y cuatro estudiantes que se encontraban momentos antes en el lugar se salvaron de sufrir alguna lesión por causa de la caída del techo del galpón, por fortuna salieron ileso.

Un nutrido grupo de estudiantes  de la Institución Educativa Joaquina Rodríguez de este corregimiento, reciben clases en este criadero de pollo debido a la insuficiencia de aulas escolares que tengan la capacidad de albergar a todos los estudiantes de la zona.

Los directivos de la institución han solicitado en varias oportunidades, a las autoridades competentes, la construcción de más aulas con el fin de evitar que se tengan que dar clases en lugares como este galpón, sin logra respuestas positivad del gobernador ni mucho menos del alcalde de San Juan.

Desde el 2017 se registra la falta de espacios aptos para que los estudiantes reciban sus clases y por eso han tenido que buscar alternativas con el fin de evitar la deserción escolar.  Desde entonces la rectora, Alma González, ha hecho las gestiones y mostrado las evidencias de que se necesitan las aulas, pero las autoridades, tanto locales, como departamentales, no han respondido a su solicitud.

Fuente: La Regional

Fuente: Partido Comunista Colombiano