Partido Comunista Ecuatoriano:

Es conocida la táctica neoliberal de promover una desinversión sistemática en los servicios públicos para construir el discurso de la necesaria privatización. Ecuador 2022, no es la excepción. Lasso desde que era candidato, y ahora en el poder, ha sostenido las “necesarias reformas estructurales” de varios servicios. Entre estos ya se ha anunciado la gestión público privada de hospitales de la red pública de salud, y ahora mediante el Presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS, se ha anunciado que se enviará un proyecto de ley para “volverlo sostenible”. Además de la ligereza con la que manejan los datos, pues el último estudio actuarial realizado al IESS es de hace más de 6 años, la propuesta de ley incluiría elementos objetivamente contrarios a los intereses de los afiliados de la institución. Es cierto que calidad del servicio de IESS merece evidentes observaciones y que es menester de sus afiliados exigir la calidad del mismo. No obstante, la pretendida estabilidad de la seguridad social ecuatoriana – a la que ni siquiera acceden muchos de los trabajadores – se buscaría conseguir mediante el recalculo de la pensión jubilar, el incremento de la edad de jubilación y la individualización de las cuentas de los aportes. Solamente si observamos los casos donde existen cuentas individuales para la seguridad social, podemos apreciar que a quienes beneficia es a quienes se encuentran en las escalas remunerativas más altas, en contra de aquellos trabajadores que subsisten con la remuneración básica. El caso paradigmático del manejo neoliberal de la seguridad social es Chile, y hemos sido testigos de como una lucha sostenida de sectores sociales llevó a Gabriel Boric al poder con la promesa de eliminar este formato de fondos previsionales perjudicial e inequitativo. En lo que respecta a la edad de jubilación y la modificación de la fórmula de cálculo de la pensión jubilar que pretende sustituir los de los 5 años más altos por los de los últimos 5 años, supone un duro golpe contra toda la población trabajadora afiliada al IESS, especialmente a quienes se encuentran próximos a jubilarse y verían licuadas sus aspiraciones respecto a las prestaciones jubilares. En este contexto no podemos sino unir esfuerzos entre todos los sectores sociales para resistir desde los diferentes espacios a la pretendida reforma, así como generar espacios unitarios que defiendan la seguridad social en sus principios de solidaridad, obligatoriedad, universalidad, equidad, eficiencia, subsidiariedad…

Para leer el artículo completo, haga click aquí: – A defender las pensiones jubilares y a la seguridad social. (Partido Comunista Ecuatoriano)