Por: Olga Lucia Marín

Estamos a solo unos días de las elecciones presidenciales. Esperamos en primera vuelta lograr la elección de dos personas fundamentales para iniciar un cambio en el país, luego de casi una década de gobiernos uribistas.

Como es costumbre en Colombia, sobre todo desde que llegó Álvaro Uribe Vélez a la política colombiana, en vísperas de elecciones se fraguan con más fuerzas las mentiras, se aumentan las acciones que generan terror para captar a quienes aún están indecisos o indecisas y se polariza aún más el ambiente político.

Sin embargo, no perdemos el ánimo y la esperanza en que las mayorías de este país voten bien, por Petro y Francia Márquez. Demos la oportunidad a otros sectores, llevamos 200 años en manos de aquellas familias que cada vez son más corruptas, que no piensan gobernar para el país, sino para sí mismas y sus allegados.

Luego de la victoria viene la pelea por garantizar que puedan gobernar y cumplir parte de las promesas, dejar encarrilado al país en los cambios necesarios para de verdad construir la paz que merece esta Colombia martiriza desde siempre, con los altibajos normales de la política.

Muchos sectores de mujeres en el país se unen a esta campaña por la presencia de una lideresa que oxigena la política. Desde muy abajo, ha ido forjando un capital político, y sus palabras nos dan confianza. Soñamos con que adelante las políticas que beneficien a esa mitad de la colombianidad, excluida por su condición de género y, que vive mayores desigualdades cuando se ve representada por afrocolombianas, indígenas, campesinas, sexodiversas, trans. Las mujeres y diversidades sexuales llevamos años en las luchas sociales y políticas, algunas hasta empuñamos las armas; todas, desde distintas vías, buscamos los derechos del pueblo y los nuestros.

¡Vamos colombianos y colombianas a votar con alegría y confianza!; pero alertas, para que logremos ganar en primera vuelta. ¡Vamos por el cambio! ¡Colombia nos necesita!

La entrada ¡Vamos por el cambio! se publicó primero en Partido comunes.

Fuente: Partido Comunes