La intervención del secretario general de la Federación Sindical Mundial Pambis Kyritsis en el congreso de PAME.

Estimados colegas,

En nombre de los 105 millones de miembros organizados en los cientos de UIS de la FSM en 133 países de todo el mundo, permítanme transmitirles nuestro más cálido y militante saludo. Vuestro congreso se celebra en un momento en el que las crisis económicas del capitalismo son consecutivas. La pandemia no sólo ha profundizado dramáticamente las desigualdades económicas y sociales, sino que también ha sido utilizada como excusa para nuevos ataques contra los derechos democráticos de los trabajadores y las libertades sindicales. Al mismo tiempo, las guerras e intervenciones imperialistas continúan sin descanso.

Los líderes de EEUU, la UE y la OTAN, invocan descaradamente el Derecho Internacional y la defensa de la libertad, cuando hablan de la invasión rusa de Ucrania. Aquellos que son responsables de las numerosas invasiones e intervenciones, parecen ignorar que son los principales responsables de la militarización de las relaciones internacionales, ya que insisten en mantener y ampliar la OTAN en el contexto de un Nuevo Orden Mundial. Pretenden no entender que en Ucrania, como ocurrió también en otros lugares se fomentó y revivió a los fascistas y belicistas, con el fin de servir a sus propios objetivos geopolíticos.

Pero sabemos que la paz mundial no puede protegerse mediante la militarización o el patrocinio de todo tipo de ideologías nacionalistas y fascistas de extrema derecha. La paz mundial no puede basarse en sanciones y guerras económicas. Quienes, por principio, defienden la paz y la libertad, luchan por la disolución de la OTAN y de todas las coaliciones militares, por la abolición de las armas nucleares y por el respeto a la independencia y la soberanía de los pueblos y no por los que solo se alinean y sirven los intereses de los EEUU y sus aliados.

Con el lema “Por la satisfacción de nuestras necesidades contemporáneas. Contra la barbaridad imperialista-capitalista”, el 18º Congreso de la FSM se celebró del 6 al 8 de mayo en Roma. Este histórico Congreso reafirmó el carácter antiimperialista y antifascista de la FSM y su compromiso con la lucha por la liberación de la clase obrera de los grilletes del capitalismo. El Congreso también ha establecido las directrices para las luchas diarias del movimiento sindical clasista, de manera que se puedan satisfacer las necesidades modernas de los trabajadores.

Sus principales prioridades son:

– Luchar contra la desregulación laboral y defender los convenios colectivos.
– Repeler el ataque contra las libertades democráticas y sindicales.
– Luchar contra toda forma de discriminación por motivos de raza, color, religión
o género.
– Luchar por la protección de los ingresos de los trabajadores contra los altos
precios y la inflación.
– Luchar por una vida digna para los pensionistas.
– Luchar por un estado de bienestar y unos servicios públicos.
– Luchar por sistemas de salud pública y por una asistencia sanitaria gratuita y de
calidad para todos los que la necesiten.
– Resistir al racismo y a la xenofobia.
– Luchar por la unidad de los trabajadores basada en sus objetivos de clase.
– Proteger la independencia de los sindicatos y mantener su orientación de clase lejos
de la burocracia y la corrupción, y del peligro de manipulación por parte del capital y
la patronal.

Tenemos claro que sólo a través de las luchas organizadas y combativas se pueden alcanzar los objetivos del movimiento obrero y el progreso social en general.

Estimados colegas,

No me cabe duda de que el PAME, como miembro de la familia mundial de la FSM, fortalecido por las decisiones del Congreso, continuará sus luchas con solidaridad e internacionalismo, siempre en consonancia con el espíritu de lucha del 18º Congreso de la FSM. PAME continuará luchando por días mejores para los trabajadores griegos y por un mundo libre de guerras e intervenciones imperialistas, sin discriminación y sin explotación del hombre por el hombre.

Deseo al Congreso de PAME todo el éxito posible, y les aseguro que seguiremos de cerca sus actividades, y les ofreceremos toda la ayuda que necesiten.

– ¡Viva PAME!
– – ¡Viva la solidaridad y el internacionalismo de la clase obrera!

Fuente: Federación Sindical Mundial